Unides Podem Esquerra Unida tiene previsto registrar en las Corts Valencianes en febrero la proposición de ley sobre salud mental elaborada por la coalición después de reunirse desde el pasado octubre con multitud de organizaciones profesionales y representantes de la sociedad civil para presentarles el documento y recoger sus aportaciones.

Hoy mismo, la síndica de este grupo parlamentario y portavoz de Sanidad, Pilar Lima, ha abordado esta cuestión con los sindicatos CCOO, UGT e Intersindical.

Lima se ha referido a los datos de la encuesta sobre salud mental hecha pública por la Generalitat este fin de semana, que revela que la principal demanda de la ciudadanía es que exista una mayor rapidez y una mejor atención en salud mental, seguida de que haya más sistemas de prevención, y que apunta al suicidio, los trastornos alimentarios, ansiedad laboral, estrés o la adicción al juego como los problemas más comunes.

En este sentido, la portavoz de Unides Podem Esquerra Unida ha destacado que los resultados de la muestra reflejan que es necesario “blindar por ley el derecho a la salud mental” y ha insistido en que “la intención es empezar ya a impulsar el proceso porque es un problema urgente”, como queda constatado por los datos de salud mental en los jóvenes, o en el índice de suicidios.

La síndica ha afirmado que “se han desarrollado diferentes planes estratégicos para abordar la salud mental en la Comunitat Valenciana que han supuesto un gran trabajo y esfuerzo por parte de nuestra administración para abordar este tema”, actitud que aplaude, pero ha propuesto “dar un paso más en esta dirección legislando mediante esta Proposición de Ley para garantizar a la ciudadanía valenciana un servicio público básico” y que poder acudir al psicólogo deje de ser “un privilegio”.

Durante el periodo de consultas Unides Podem Esquerra Unida está recibiendo una respuesta muy positiva. “Hemos recibido propuestas que enriquecen el texto y peticiones de reunión por parte de colectivos de afectados o de familiares, asociaciones o colegios profesionales, sociedades científicas, sindicatos del sector y entidades transversales, entre otros”, ha explicado la portavoz.

La coalición ha recordado que en el Congreso de los Diputados ha dado luz verde a la tramitación de la ley estatal sobre salud mental, con la abstención del PP y Vox y el voto en contra del PNV, por lo que entiende que el resto de socios del Botànic también defienden la necesidad de dar la importancia que merece a esta cuestión y ha garantizado que hará todo lo posible para llegar a acuerdos con otros grupos políticos para que esta Ley sea de todos y todas.

Por su parte, la portavoz adjunta de este grupo parlamentario, Estefanía Blanes, ha señalado que “es el momento de abordar esta necesidad, que la pandemia ha agravado pero que ya estaba presente en nuestra sociedad; ahora por fin la salud mental no es un estigma y hemos de protegerla por ley y consolidar los recursos”.

La salud mental se halla especialmente condicionada por determinantes sociales y económicos

Asimismo, ha incidido en que “la salud mental se halla especialmente condicionada por determinantes sociales y económicos. Por ello, la salud mental, como la salud en general, debe ser promovida con políticas públicas integrales que erradiquen la pobreza, la exclusión y las desigualdades sociales”.

El texto de la proposición de Ley de Salud Mental Valenciana asegura los derechos de las personas afectadas por problemas de salud mental y prevé un importante aumento de ratios de los profesionales de este campo, así como la creación de la figura del psicólogo clínico en los centros de salud. La ley aspira a abordar una serie de cambios que permitan abordar la salud mental de manera transversal desde los servicios públicos --sanidad, educación, y servicios sociales--.