El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, iniciará una actuación de oficio ante las administraciones públicas para que procuren una "mayor accesibilidad" en las gestiones de la ciudadanía frente a las dificultades de la digitalización, y apela al Banco de España para que solicite a las entidades que atiendan presencialmente a personas con dificultades para acceder a los servicios digitalizados, como es el caso de las personas mayores.

Gabilondo ha apuntado a la problemática del acceso a ciertos servicios para aquellas personas "víctimas de la brecha digital", en coincidencia con el debate que se ha generado a raíz de la petición en la plataforma Change.org del vecino de València Carlos San Juan, un hombre de 78 años, de un "trato más humano" en los bancos para las personas mayores.

El Defensor del Pueblo demanda así a las administraciones públicas facilidades y atención presencia cuando sea "necesario", además de un "lenguaje de fácil comprensión" en el proceso actual de digitalización.

Esto resolvería los "problemas de comunicación existentes actualmente" para algunas personas mayores, residentes en zonas aisladas o personas que no dispones de las herramientas necesarias que forman parte de los afectados por la brecha digital, ha indicado el Defensor del Pueblo en un comunicado.

Y es que, considera que la transición a nuevas herramientas, tecnologías y formas de proceder es "necesaria e imprescindible", pero también lo es "garantizar los derechos que asisten a los ciudadanos, sin producir una mayor vulnerabilidad".

Por ello, Gabilondo apela al Banco de España, al que se dirigirá para que solicite a las entidades bancarias que atiendan presencialmente a los clientes que lo demanden o que no cuenten con los medios o habilidades para acceder a servicios como la banca online y cajeros automáticos.

El Defensor del Pueblo se compromete así a seguir actuaciones de oficio en los diferentes sectores de la Administración y servicios públicos para "garantizar la atención presencial cuando los ciudadanos lo requieran".