La educación ambiental es uno de los pilares fundamentales del Consorcio Valencia Interior. Porque no hay mejor manera de concienciar y sensibilizar que con programas y campañas que lleguen a la ciudadanía, bien a personas adultas bien al público infantil o a otros colectivos con capacidades diferente.

El CVI lleva desde sus orígenes, hace más de una década, implementando campañas y programas que pretenden dar un paso más en el cuidado del medio ambiente a través de la gestión de los residuos. Pero no solo eso, si no que están sirviendo de apoyo a los municipios con sus Planes Locales de Residuos, ejerciendo un acompañamiento específico para planificar cómo conseguir los objetivos que marca el proyecto de nueva Ley de Residuos en cuanto al reciclado de materiales, el vertido de residuos y la recogida separada, entre otros aspectos.

Además, el CVI ofrece también colaboración con los educadores ambientales de los ayuntamientos y las mancomunidades, de manera que el mensaje y los procesos a desarrollar estén perfectamente claros y coordinados.

El CVI es consciente de que las campañas de educación ambiental son fundamentales a la hora de concienciar a la ciudadanía sobre los cambios de hábitos que deben desarrollar a la hora, por ejemplo, de separar los residuos en el hogar.

En concreto, el CVI ha desarrollado un programa de compostaje doméstico, comunitario y escolar para enseñar a separar los residuos orgánicos, compostarlos en el mismo lugar y obtener abono de excelente calidad para sus plantas, jardines o huertos. Con ello se fomenta la economía circular puesto que el residuo se transforma en un recurso.

El programa de compostaje doméstico se implementa en áreas de viviendas con jardín o patio y en municipios con habitantes diseminados en pequeños núcleos y escasa población. Algunos municipios han incluido el compostaje dentro de sus Planes Locales de Residuos y el Consorcio Valencia Interior va de su mano para acompañarles y facilitarles esta labor.

Para participar en el programa de compostaje, las personas interesadas se inscriben a las formaciones y asisten a las charlas formativas que ofrecen los educadores ambientales del CVI en las que se les explica cómo compostar y sus beneficios.

Con la pandemia que se inició en 2020, el consorcio ha adaptado estas formaciones y se están ofreciendo también de modo online. Una vez se ha recibido la formación, las familias suscriben un compromiso con el CVI que les hace entrega gratuita de una compostera con un código QR personalizado para su vivienda y reciben asesoramiento y acompañamiento continuado.

Compostaje a base de residuos en familia. CVI

Por el momento ya se han entregado más de 400 en todo el territorio del CVI.

Además, el CVI ha desarrollado también la campaña de recogida de los biorresiduos a los grandes generadores en las comarcas de la Hoya de Buñol-Chiva y Camp de Túria. La implantación de esta ruta se inició con más de 200 entrevistas a los responsables de los establecimientos e instituciones catalogados como grandes productores de biorresiduos.

En la actualidad se están recogiendo a medio centenar de establecimientos y se sigue trabajando para ampliar el número de participantes en el programa de manera progresiva.

Por el momento se está desarrollando en trece municipios: Bétera, La Pobla de Vallbona, Marines, Serra, Chiva, Lliria, Náquera, l´Eliana, Alborache, Riba-roja de Túria, Cheste, Vilamarxant y Benaguasil. La tipología de establecimientos a los que se está prestando esta recogida segregada son: colegios, supermercados, residencias de mayores, las bases militares, restaurantes y el hospital de Llíria.

El ente público ha repartido entre los establecimientos participantes los contenedores inteligentes, cerrados y con llave electrónica para uso particular, de manera que solo ellos tengan acceso y pueda realizarse el acopio de residuos orgánicos de manera efectiva.

Con las rutas establecidas se prevé recoger una media de 4,5 toneladas diarias de materia orgánica, con una estimación de recogida de 1.600 toneladas anuales. Para ello, el consorcio ha adquirido un camión recolector y 160 contenedores inteligentes.

Hay que destacar la colaboración de los ayuntamientos para que este servicio pueda funcionar y realizarse en las condiciones óptimas.