Reseñan las crónicas de su último día al frente de CCOO en la Comunitat Valenciana que Joan Sifre dejó el sindicato por la puerta grande. Aquello fue en 2009 tras más de una década como secretario general del sindicato que consiguió alzar la afiliación hasta superar las 140.000 personas y los 14.500 delegados en empresas.

Formado en la Compañía de Jesús y licenciado en Filosofía y Letras por la Universitat de València, Sifre será el encargado de pilotar el 40 aniversario de la aprobación del Estatut después de que la Generalitat lo nombrara este martes comisionado para tal fecha conmemorativa.

Sifre nació en 1950 en Alzira y en marzo de 1996 fue elegido secretario general de CCOO en medio de importantes divisiones internas que tras su mandato se consiguieron apaciguar. Destaca por profundas convicciones cristianas, por ser discípulo del jesuita Ramiro Reig, aunque no llegó a ponerse nunca bajo los hábitos y por haber conseguido pactar en los años 2000 varios convenios económicos y sociales con el Consell del PP y la patronal.

Su carrera sindicalista comenzó tras trabajar en empresas de la construcción y la cerámica en momentos convulsos para la economía española con importantes problemas con la inflación. De hecho, fue despedido durante la huelga general de 1976. Tras su paso por la dirección de CCOO ha formado parte de la Fundació d'Estudis i Iniciatives Sociolaborals (FEIS), entidad perteneciente a Comisiones Obreras.

Sifre se encargará de coordinar los actos del 40 aniversario que, según han desgranado el 'president' Ximo Puig y la consellera Rosa Pérez Garijo, buscarán ofrecer no solo una celebración desde el ámbito institucional y académico sino que también la ciudadanía forme parte de ella.