La tarjeta única para viajar por toda el área metropolitana de València con un único soporte y a precios más económicos comenzará a estar operativa a partir del 31 de enero. Treinta años ha costado conseguirlo, según recordaban ayer los gestores del transporte metropolitano más veteranos.

El nuevo soporte, bautizado como Tarjeta Suma, aunque se pueden seguir utilizando las actuales, permitirá viajar con una única tarjeta en Metrobus, Metrovalencia, EMT y Renfe Cercanías «de forma más sencilla y cómoda, con una rebaja importante de las tarifas que oscilará entre el 11 % y el 55 %», según explicó el conseller de Movilidad, Arcadi España, en la estación de la futura Línea 10 Amado Granell/Montolivet, para la que mantuvo la fecha de apertura para «abril o mayo».

Nuevas zonas tarifarias

La integración tarifaria es posible gracias al cambio de zonas tarifarias «de cuatro a dos zonas flexibles para todos los operadores». Un cambio que beneficia, sobre todo, a las poblaciones a más distancia de València ciudad que verán reducido considerablemente el coste del viaje, según explica Arcadi España.

Las zonas se han hecho coincidir el máximo posible con las comarca. La nueva zona A incluye a la ciudad de València con las poblaciones de l'Horta, que afecta en las Cercanías a los trayectos hasta Puçol, Aldaia y Silla. En la zona A también se incluyen los municipios de esta área de Metrovalencia, que también incluye a los que hasta el lunes eran zona B: Manises, Rafelbunyol, Paterna, la Vallesa y Fuente del Jarro y Picassent. La nueva zona B llegará hasta los extremos de la red de Metrovalencia: Rafelbunyol, Llíria, Riba-roja o Castelló. En el ferrocarril autonómico únicamente se queda en zona C la estación del Aeropuerto. En Cercanías se incluyen en zona B las estaciones de Sagunt y les Valls, Loriguilla-Reva y Benifaió-Almussafes, el Romaní y Sollana.

El conseller de Movilidad citó dos ejemplos de ciudades beneficiadas. Los vecinos de Sagunt podían hasta ahora elegir entre el servicio de Cercanías o de Metrobús, pero con dos billetes y tarifas distintas. A partir de ahora tendrán un único soporte (la tarjeta Suma) y un mismo precio que se reduce desde los 2,7 euros por viaje a 2,1 euros. Y sólo tendrán que elegir si deciden viajar en autobús o en tren. También podrán realizar un transbordo sin coste en la EMT o en Metrovalencia.

Otro ejemplo es la movilidad desde Torrent que ofrece servicio de Metrovalencia o Metrobús, que ahora también permitirá viajar con una misma tarjeta y por el mismo precio: 0,8 euros el viaje (antes costaba 1,5 euros) «lo que supone un 49 % de descuento», según los datos facilitados por el conseller de Movilidad.

Un descuento más para jóvenes

En relación a los precios actuales, Suma 10 tendrá una rebaja entre el 11 y 55 %; SUMA mensual entre el 23 y el 40 %, y Suma mensual jove, un 15 % adicional para quienes tienen el Carnet Jove. Este descuento no se sumará al 35 % de la reducción tarifaria acordada por el Ministerio de Transportes para los abonos de Cercanías durante tres meses, para compensar las deficiencias en el servicio.

La reducción del precio de los bonos se compensará a los operadores con 20 millones de euros anuales que pagará la Generalitat. La Conselleria de Movilidad ya trabaja para extender la tarjeta única tarifaria tanto a Castelló como a Alicante.