Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del Coronavirus

Educación aplaza los trámites más burocráticos en los colegios y se compromete a reducirlos tras la pandemia

Miguel Soler envía una carta a todos los directores y directoras para informarles sobre la resolución de reducción de las tareas

Inicio de las clases tras las vacaciones de Navidad.

«Somos conscientes de que el problema de la excesiva burocracia va más allá de la situación actual” de la pandemia. El secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, reconoce que las direcciones de los centros están sobrecargadas de trabajos burocráticos y se compromete a rebajarla cuando pase la crisis sanitaria. Así lo recoge en un escrito dirigido este miércoles a todos los directores y directores de centros escolares, tras la reunión mantenida el pasado 19 de enero, en la que se acordó reducir de forma drástica las diferentes gestiones que se tienen que realizar en los centros educativos durante este curso, ya que la situación explosiva de la sexta ola ha provocado que los centros educativos, en general, y los equipos directivos, en particular, tengan que “centrar la mayoría de sus actuaciones y de dedicar casi todos los esfuerzos a gestionar aspectos derivados directa o indirectamente de la incidencia de la pandemia en sus centros”.

 “Os queremos trasladar el compromiso de revisar y analizar toda la normativa vigente, con el fin de introducir los cambios necesarios y reducir de forma significativa las tareas burocráticas de los centros», reconoce Soler en su compromiso por escrito ante los directores de colegios e institutos a que el puntual aplazamiento de la evaluación y seguimiento de los distintos programas y acciones educativas no se limite a este curso, ahogado por la pandemia, sino que llegue a significar un antes y un después en el funcionamiento de los centros educativos al margen también de la pandemia.

En la misiva dirigida expresamente a los responsables de los centros, además, les transmite la preocupación de la conselleria por la «situación de presión importante para todo el profesorado, y especialmente para los equipos directivos, tanto por el número de casos como por las dificultades de conexión con los correspondientes centros de salud».

"Se intentan eliminar, sobre todo, aquellas actuaciones de índole más burocrático y que no tienen un gran impacto en el desarrollo del trabajo de atención al alumnado"

decoration

En lo que está en su mano, Soler ha firmado una resolución para la reducción de las tareas de este curso donde detalla nuevas instrucciones tanto para Primaria como para Secundaria y Bachillerato “intentando eliminar, sobre todo, aquellas actuaciones de índole más burocrático y que no tienen un gran impacto en el desarrollo del trabajo de atención al alumnado, para concentrar sus esfuerzos en mejorar la atención educativa al alumnados y sus familias”.

«Los centros deben asumir actuaciones que las autoridades sanitarias requieren mediante los protocolos establecidos para el seguimiento de los casos covid -contempla la citada resolución-, y la realidad ha evidenciado un incremento significativo de tareas», tal y como reconoce Soler en nombre de la conselleria.

Las instrucciones para reducir la burocracia en los colegios

1.Respecto a las tareas de revisión y seguimiento de los planes y programas desarrollados por los centros que forman parte del Proyecto Educativo de Centro (PEC) y de sus concreciones anuales incluidas en la Programación general anual (PGA) y en el Plan de actuación para la mejora (PAM).

2.En cuanto a la adecuación por parte de los centros de su proyecto de gestión y de régimen económico, se amplía hasta la finalización del próximo curso 2022-2023, al igual que el plazo para elaborar por parte de los centros, con la colaboración de personal técnico del ayuntamiento, un plan de sostenibilidad de recursos, eficacia energética y tratamiento de residuos. Del mismo modo, la adecuación por parte de los centros de sus normas de organización y funcionamiento quedan ampliadas hasta la finalización del próximo curso 22-23.  

Niños y niñas regresan a las aulas después de Navidad y Reyes. | M.A.MONTESINOS

3.El simulacro de emergencia, que se tenía que realizar al menos una vez cada curso escolar, durante el presente curso 2021-2022, solo se realizará en la medida de lo posible de acuerdo con la evolución de la pandemia, y se podrá realizar a lo largo de todo el curso escolar. 

4.La elaboración y modificación de los proyectos lingüísticos (PLC) por parte de los centros queda aplazada hasta el plazo que se establezca en las instrucciones que elaborará la Dirección General de Innovación Educativa y Ordenación en relación al procedimiento para la evaluación de los resultados y del proceso de aplicación de su PLC.

5.Durante el presente curso 2022-2023, la Dirección General de Inclusión Educativa no activará, en la última quincena de junio, la plataforma para la elaboración por parte de los centros del informe anual sobre la convivencia del centro. En este sentido, la evaluación del plan de igualdad y convivencia del centro se realizará en el marco de la memoria de final de curso que tendrán que elaborar a la finalización del periodo lectivo. 

6.Por último, la elaboración del plan específico de organización de la jornada escolar (PEOJE) por parte de los centros que imparten enseñanzas de Educación Infantil y Educación Primaria, se queda a lo que se publique en la nueva orden que tiene que regular este plan, cuando la Dirección General de Innovación Educativa y Ordenación establecerá el procedimiento y el calendario a seguir por parte de los centros educativos.  

Covid en la Comunitat Valenciana: última hora

Compartir el artículo

stats