La Conselleria de Educación, Cultura y Deporte ha convocado ayudas para los centros educativos que quieran participar en los proyectos educativos FIL y Rapsodes. La inscripción se podrá realizar hasta el 15 de febrero.

En cuanto al proyecto Rapsodes, se trata de la segunda edición, después de la excelente acogida que tuvo el curso pasado. Es una propuesta didáctica basada en la poesía oral improvisada, la canción tradicional, la glosa, el rap y otras músicas urbanas, tanto desde el punto de vista lingüístico como artístico.

Este año unos treinta músicos impartirán talleres en los centros educativos para dar a conocer al alumnado cómo se abordan las letras de la improvisación en las músicas urbanas y tradicionales, según ha explicado Educación en un comunicado.

En esta edición se han sumado más músicos dispuestos a compartir sus experiencias con el alumnado. Se trata del grupo de 'rock' infantil Ramonets; los cantautores Andreu Valor y Pau Alabajos; el rapero Suret y Marcos de la Torre, de Mafalda; además de los rapsodas David Vid y Vicent Camps, entre otros.

Estos músicos se suman a otros referentes de la música en valenciano que ya participaron el curso pasado, como Tesa; Esteve, de Auxili; Malparlat; Jazzwoman; Frank Yera, de Atupa; Dani Miquel y los 'cantaors d'estil' Xavier de Bétera, Apa, Trini, Amparo y Jacinto d'Alcàsser, además de los 'versadors' Josemi y Mariàngels.

El proyecto podrá concluir con la grabación de material audiovisual que recoja el trabajo hecho por el alumnado y el profesorado durante su desarrollo. Además, cumpliéndose todas las medidas vigentes en materia de prevención de la COVID-19, también se podrán organizar conciertos en formato reducido.

Con el objetivo de proporcionar al profesorado la formación necesaria para el diseño de las actividades, Rapsodes 2022 incluye un curso en línea de formación de 20 horas impartido por el CEFIRE específico del ámbito artisticoexpresivo durante este primer trimestre del año.

Respecto al proyecto FIL (Fomento de intercambios lingüísticos), se consolida con marca propia y se trata de fomentar actividades entre centros educativos, en formado tándem, relacionadas con el uso del valenciano y el intercambio de experiencias.

Se trata de un recurso interdisciplinario de mucha importancia para mejorar la competencia comunicativa en valenciano a través del conocimiento de las prácticas artísticas, del patrimonio cultural y natural, de los juegos y los deportes tradicionales u otros contenidos ligados a las materias curriculares.