El PSPV presentará mociones en todos los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana para apoyar la modificación del Código Penal de forma que incluya penalizaciones ante el acoso a mujeres que acuden a clínicas en las que se practican abortos.

En esta línea, las mociones instarán a las administraciones locales a impulsar programas de educación sexual y prevención de embarazos no deseados, además de a implantar medidas para impedir la fustigación, la coacción y el acoso contra la libertad de las mujeres para decidir sobre su maternidad.

"El acoso de unos pocos intolerantes no van a impedir que consolidemos los avances que se han producido estos últimos años en materia de igualdad", reivindica la vicesecretaria general y de Igualdad del PSPV, Ana Domínguez, advirtiendo que los socialistas no darán "un paso atrás en el ejercicio de las libertades que tanto ha costado conseguir".

A su juicio, es fundamental seguir diciendo alto y claro que los derechos sexuales y reproductivos son derechos humanos. Así lo establece el Convenio Europeo de Derechos Humanos y la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer, que insta a garantizar el acceso universal a una práctica segura y legal del aborto respetando la libertad, la intimidad y la mejor atención sanitaria posible.

"Frente a una extrema derecha que nos quiere hacer retroceder a épocas oscuras, es más necesaria que nunca la adopción de medidas contundentes para evitar el acoso y derribo contra las decisiones de mujeres libres", asevera la socialista, para insistir que "no habrá igualdad real mientras siga habiendo mujeres acosadas por el hecho de serlo o por ejercer sus derechos"