Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Defenderé los derechos sociales por muchos años que pasen"

El Consejo General del Trabajo Social otorga su galardón nacional a la valenciana Victoria Belis por sus más de 40 años en defensa de lo público

Victoria Belis, en un parque de Sagunt. | DANIEL TORTAJADA

El Consejo General de Trabajo Social otorgó este viernes su décimo Premio Estatal a la valenciana Victoria Belis. El galardón, que se aprobó el 18 de diciembre en asamblea ordinaria en Madrid, resulta de la votación de los 36 colegios que forman parte de este organismo y reconoce su trayectoria profesional de 40 años, así como «su labor para consolidar el trabajo social, transformar el Estado de Bienestar y conseguir una sociedad más justa».

Victoria Belis, nacida en Puerto de Sagunto, fue la primera trabajadora social en llegar a ser jefa de sección en la Administración Local, una posición que logró en 1995 en los Servicios Sociales Municipales del Ayuntamiento de Sagunto, donde trabajó hasta su reciente jubilación. Aquí, fue precursora en muchos aspectos del modelo de gestión y organización implantado con la nueva Ley de Servicios Sociales de la Comunitat Valenciana.

Pese a haberse jubilado recientemente, dedica todavía mucho tiempo de su vida a preparar enmiendas a la actual ley de Servicios Sociales. «El hecho de que me haya jubilado del trabajo remunerado no significa que no siga dedicando mi tiempo a los servicios sociales. Es y siempre será una parte importante de mi vida», asevera.

Belis agradeció al Consejo General del Trabajo Social el galardón y recordó «a los trabajadores sociales que han puesto en valor toda su vida la importancia de los servicios sociales». «Muchos premiados anteriores han sido maestros y maestras para mí, estoy muy emocionada y es un orgullo enorme poder compartir el premio con ellos», remarcó. También agradeció «a todas las personas que a lo largo de mi vida han compartido momentos de trabajo importantes, porque sin el apoyo de todos los compañeros el trabajo social no sería lo que es».

La saguntina aclaró que su compromiso de ahora en adelante sigue siendo el mismo, «aunque ya me haya jubilado y no tenga trabajo retribuido. Cuando una es trabajadora social el compromiso lo tiene innato. Por muchos años que pasen seguiré en la defensa de los derechos sociales para mejorar la calidad de vida de las personas». Además, Victoria Belis fue profesora asociada del Departamento de Trabajo Social de la Universitat de València desde 2007 hasta 2017. También ha sido presidenta y vicepresidenta del Colegio Oficial de Trabajo Social de València en diferentes legislaturas.

Profesionalmente ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el ayuntamiento de Sagunto, donde ha trabajado durante más de 40 años, después de ser asistenta social. «Desde el año 77 ya vi que lo que yo quería era trabajar con las personas para alcanzar un mayor bienestar para la sociedad. He pasado mi vida formándome continuamente, porque una nunca puede seguir con lo que sabe desde el principio», explica.

Durante su última etapa profesional, que coincidió con el confinamiento decretado por la pandemia de covid-19, destaca su liderazgo en el departamento de Servicios Sociales de Sagunto, que permaneció abierto y a disposición de la ciudadanía para atender las numerosas necesidades de extrema urgencia que se produjeron a consecuencia de la grave situación social sobrevenida. Con todo, Victoria Belis es considerada una referente en el trabajo social en el ámbito estatal.

Servicios sociales en pandemia

«En la pandemia se ha evidenciado la importancia del trabajo social. La sanidad obviamente es importante, pero los aspectos sociales y todo lo que envuelve a la vida de una persona también lo son, por eso es un hito que exista y se lleve bien a cabo el trabajo social», defiende. Desde que comenzó celebra el resultado de su trabajo y destaca que «ahora hay 17 leyes autonómicas, algunas de tercera generación, que reconocen los servicios sociales y el profesional de referencia que somos las trabajadoras sociales».

Pese a estar jubilada, Belis sigue trabajando y defiende la necesidad de consolidar las plantillas de los servicios sociales de la C. Valenciana. «No puede dar un mejor servicio cuando una parte importante de los trabajadores no son fijos y dependen de contratos de 3 + 1. Eso fomenta la movilidad de personal, y las pocas trabajadoras que ya están fijas se sobrecargan de trabajo porque tienen que estar constantemente enseñando a otros compañeros», reclama.

Compartir el artículo

stats