Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La dosis de refuerzo evita que dos de cada tres sanitarios se contagien de ómicron

Los hospitalizados que han recibido la tercera vacuna ha caído un 73 % respecto al peor pico de enero de 2021

Sanitarios en el hospital La Fe de València

El Programa Valenciano de Investigación de la Vacuna covid-19 (ProVaVac), adscrito a la Presidencia de la Generalitat, ha realizado un estudio sobre la eficacia de las dosis de refuerzo frente a la variante ómicron cuyos resultados revelan que 2 de cada 3 profesionales sanitarios no se han contagiado gracias a esta tercera vacuna que les fue administrada a finales del pasado año.

Según explica la directora general de Análisis y Políticas Públicas, Ana Berenguer, el estudio ha sido realizado al personal sanitario del departamento de salud de Alicante Hospital General durante la primera quincena de enero, periodo en el que la prevalencia de la variante ómicron registrada ha sido del 96 %, y ha permitido confirmar que la dosis de refuerzo aumenta la protección hasta el 63 %, es decir 15 puntos porcentuales más que la registrada en las personas que solo han recibido dos dosis.

"Los resultados permiten vislumbrar con optimismo la evolución de la pandemia"

decoration

Berenguer manifiesta que se trata un resultado “muy positivo”, habida cuenta de la elevada exposición al virus de este grupo de profesionales en su lucha diaria contra la covid-19, y “permite estar esperanzados” en cuanto al aumento de la protección que proporciona la dosis de recuerdo.

La directora valora el aumento de la protección frente a ómicron que experimentan las personas que han recibido la tercera dosis de la vacuna, y señala que los datos obtenidos confirman que esta dosis de refuerzo “es fundamental para limitar la elevada transmisibilidad de la variante ómicron”.

Además, señala que esta tercera dosis reduce tanto el contagio como la gravedad de la enfermedad, y asegura que el número de hospitalizaciones ha caído un 7 3% respecto del peor pico registrado en enero de 2021, pese a tener el doble de incidencia.

La directora general se muestra esperanzada tras los resultados de los modelos predictivos acerca de los contagios y de las hospitalizaciones, así como con las conclusiones del estudio, dado que, según asegura, “nos permiten vislumbrar con cierto optimismo la evolución de la pandemia en las próximas semanas”.

Por último, apela a la responsabilidad de la ciudadanía, destacando la importancia del “comportamiento social” para acabar con la pandemia, y recuerda que continúa siendo necesario el uso de la mascarilla, la ventilación de los espacios y mantener la distancia social para evitar los contagios.

Compartir el artículo

stats