Compromís entra en la campaña electoral de Castilla y León. Y no es una forma de hablar ni de decir que lo que ocurra con el resultado en una autonomía a más de 400 kilómetros al noroeste acabará influyendo sobre la Comunitat Valenciana de una manera u otra, bien por un nuevo impulso al PP, por la entrada de Vox en un gobierno autonómico o por el debate de la financiación en la que castellanoleoneses tienen una posición muy diferente a los intereses valencianos.

Compromís ha entrado en la campaña electoral de Castilla y León de manera directa para defender los intereses de Unión del Pueblo Leonés, partido con el que la coalición valencianista tiene un acuerdo para ser su 'voz' en el Senado. Este pacto es el motivo por el que este miércoles, el senador por designación autonómica de las Corts, Carles Mulet, se enzarzara con el senador del PP de esta provincia, Antonio Silván, sobre la eliminación de los peajes de la AP 66 entre León y Asturias y la AP 71 entre León y Astorga, asuntos lejanos a la actualidad de la Comunitat Valenciana.

"No sé qué complejo tienen los leoneses del PP de no reivindicar nada por miedo a que les hagan una llamada desde Valladolid", le espetó Mulet a Silván señalando uno de los problemas que reivindican desde Unión del Pueblo Leonés: la marginación y ataduras de Valladolid, capital de la comunidad autónoma, frente a León, donde la formación defiende una separación de las tres provincias del oeste (León, Salamanca y Zamora) frente a las castellanas de Valladolid, Burgos, Ávila, Palencia y Soria.

"Señor Silván, su intervención parecía un mitin, he entendido que no era un mitin porque no había vacas ni ovejas, que es lo que se lleva ahora en Castilla y León", apuntaba también el senador en clara referencia a los comicios que se celebrarán la próxima semana quien protestaba porque la PNL presentada por el PP estaba "amputada". "Tendrán que explicar por qué lo que reivindican en Ponferrada o Astorga no lo hacen aquí, en Madrid", señaló.

No es la primera vez que Mulet hace de palanca de los leoneses en la cámara alta. En febrero de 2021, el senador de Compromís le hizo llegar, "a petición de la entidad Conceyu País Llionés un dossier que justifica la justa reivindicación de la región leonesa para tener su propia autonomía, de acuerdo con lo que indica el artículo segundo de la Constitución Española". En diciembre, en pleno debate de los Presupuestos Generales del Estado, la coalición valencianista presentó 93 enmiendas por valor de 359 millones de euros para esta región leonesa.

Rueda de prensa de Mulet con el UPL el pasado mes de diciembre.

Rueda de prensa de Mulet con el UPL el pasado mes de diciembre. Levante-EMV

"No hace falta que usted nos explique nada de lo que está pasando en León, porque la UPL sabe que trabaja más en esta cámara sin estar que usted estando", dijo el miércoles Mulet a Silván mostrando este trabajo de Compromís a favor de UPL. "Tenemos buenos amigos en León", remarcó el valenciano. Con esta formación, de hecho, concurrió en las últimas elecciones europeas en 2019, en una candidatura (Compromiso por Europa) en la que también se encontraban la Chunta Aragonesista, Nueva Canarias o Equo y con la que cosechó casi 300.000 votos, un 1,33% del total, insuficiente para lograr representación en Bruselas.

Precisamente con la Chunta Aragonesista también cuenta con un acuerdo para esta representación no solo en el Senado sino también en el Congreso, ya que la confluencia que en su día firmó con Más País, el partido de Íñigo Errejón, para las elecciones generales también incluía a los aragoneses. De hecho, el pasado mes de octubre, Joan Baldoví y Errejón acudieron a Zaragoza a reforzar esta "alianza estratégica".

Las encuestas de momento muestran que Unión del Pueblo Leonés estaría en disposición de revalidar el procurador que logró en 2019 para las cortes autonómicas e incluso conseguirían ampliar en un representante su participación en el parlamento.