Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Quince días consecutivos de bajada auguran el fin de la sexta ola

La tercera semana de caída arrancó con un 38 % menos de positivos y casi 100 pacientes menos en hospitales que el viernes | La primera semana de febrero fue la más letal, también en las residencias con 32 internos fallecidos por covid

Ingreso de un paciente en La Fe, la pasada semana. Francisco Calabuig

El fin "oficial" de la sexta ola de coronavirus en la Comunitat Valenciana está cada día más cerca. Con dos semanas completas de bajada de casos, ayer se sumó el tercer lunes de buenas cifras con 11.863 nuevos contagios de covid-19, un 38 % menos que los registrados el lunes anterior. La curva está dibujando una caída más abrupta de lo esperado, tanto que en dos semanas de caída, la incidencia ya ha caído más de la mitad: de los 4.305 casos por 100.000 habitantes del pico de esta curva (el viernes 28 de enero) a los 1.783 de ayer.

El fin de la ola no va a venir, sin embargo, por poner el contador de contagios a cero algo que va a tardar en llegar, si llega. Con la entrada de las vacunas en el terreno de juego, los criterios para considerar en qué nivel de riesgo han cambiado, lo mismo para elevarlos que para rebajarlos. Así, es más que probable que esta semana, pese a seguir contando los nuevos contagios de coronavirus por miles, la C. Valenciana pueda certificar que pasa al nivel medio de riesgo (entró hace dos semanas en el riesgo alto abandonando el extremo) y todo porque esos miles de contagios no pasan de ser personas que se infectan sin síntomas o con procesos leves, pero sin una gran repercusión en la situación hospitalaria, el parámetro que marca realmente la gravedad de la pandemia.

La bajada de pacientes en UCI se mantiene, pero es más contenida

decoration

De hecho, en esta sexta ola se está viendo un fenómeno que no se veía en las anteriores: no ha hecho falta esperar entre la bajada de contagios y que la presión covid en los hospitales empezara a aliviarse. Las cifras de hospitalizados llevan así igualmente dos semanas de caída y ayer, pese a ser lunes, la cifra estaba por debajo a la registrada el pasado viernes: 1.327 ingresados frente a los 1.420 del viernes anterior. La caída de pacientes graves en UCI se mantiene, pero es más contenida: ayer había 133 personas en cuidados intensivos por la covid-19, todavía muchas.

Aún quedan muertes por venir

Donde la sexta ola no ha terminado de decir su última palabra es en la cifra de fallecidos. El pico de muertes, por ahora, se anotó hace dos semanas con 162 decesos notificados del lunes 31 al viernes 4. La semana pasada aún se registraron 148 muertes y ayer se notificaron otros 20 decesos, todos de los últimos quince días excepto tres que sucedieron en enero. Según especificó ayer Sanidad, se trata de 9 mujeres de edades comprendidas entre 64 y 99 años; y 11 hombres, de entre 68 y 101 años. El listado "oficial" de decesos en pandemia se sitúa, por tanto en las 8.838 personas.

La semana más letal de esta sexta ola en el conjunto de la Comunitat Valenciana coincide con la más letal este año en las residencias de mayores: en la primera semana de febrero fallecieron 32 mayores que vivían en alguna residencia. No se registraban cifras tan elevadas de muertes en residencias por culpa de la covid-19 desde hace justo un año: en la primera semana de febrero de 2021 se registraron 122 muertes y 78, en la segunda semana. Ahí todavía se notaba el impacto en muertes que tuvo la "gran ola" de enero de 2021.

Compartir el artículo

stats