La salud de la boca repercute directamente en la calidad de vida de los ciudadanos. Por ello desde el Ilustre Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) se incide en la necesidad de avanzar en la educación bucodental de la población para logar una mejora de su salud oral. En opinión de la presidenta del Colegio, Dra. Patricia Valls, ello se consigue mejorando los hábitos de control de la boca, es decir con pautas de higiene continuadas y con visitas periódicas al odontólogo, al menos una vez al año. Con la revisión anual del dentista, además de cuidar la boca, se puede tanto prevenir la aparición de enfermedades como realizar un diagnóstico precoz de múltiples patologías bucodentales. 

Desde el ICOEV se considera que la mejora de la educación de la salud de la población también afecta a otras cuestiones como es el hecho de que el paciente tiene que ser consciente que el dentista es el único profesional habilitado para realizar el diagnóstico de los problemas y enfermedades de la boca así como establecer el plan de tratamiento adecuado para resolver los mismos. En ese sentido, la Dra Valls muestra su preocupación por el intrusismo en la profesión y manifiesta el compromiso del Colegio al respecto con varios casos judiciales en trámite. 

 Finalmente otra de las demandas del Colegio de Odontólogos pasa por la necesidad de incrementar el número de plazas para odontólogos en la sanidad pública para hacer frente a la demanda de servicios dentales en el marco de las actuales coberturas del sistema público y obviamente para poder atender con garantías el retraso acumulado por la incidencia del coronavirus.