Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del Coronavirus

La Comunitat Valenciana abandona el riesgo alto por la mejoría en los hospitales

La ocupación de las UCI por pacientes covid por debajo del 15 % ha sido clave para estrenar el riesgo medio | Desde el 1 de febrero hay 63 enfermos críticos menos en intensivos

Contagios Comunidad Valenciana hoy Manuel Bruque

La Comunitat Valenciana ha bajado otro peldaño más en el sistema de alertas. La clara mejoría en la presión asistencial ha permitido a la autonomía en su conjunto entrar desde este jueves en el riesgo medio (alerta 2) después de estar dos semanas en el nivel alto (alerta 3). El riesgo máximo lo abandonó a principios de este mes tras estar cuatro semanas en alerta 4, la más alta, debido a la explosión de contagios de coronavirus por la nueva variante ómicron.

La clave para el descenso autonómico en el conocido como ‘semáforo covid’ hay que buscarla en el rápido descenso de pacientes con coronavirus hospitalizados, así como en la caída de la tasa de ocupación de las unidades de cuidados intensivos por debajo del 15 por ciento con enfermos covid. Así lo refleja el último informe del Ministerio de Sanidad que monitoriza los principales indicadores de transmisión del virus así como los de presión asistencial en la red hospitalaria. Son los índices de ocupación en los grandes centros sanitarios, tanto en planta como en UCI, los que determinan ahora de forma directa si un territorio entra o sale de cada nivel de alerta. 

La incidencia de circulación del coronavirus ya no es tan determinante debido a que la vacunación masiva cambió la manera de interpretar los datos, pues, tras la inmunización de la mayor parte de la población, unos niveles muy altos de propagación de la covid ya no suponían tanto riesgo en sí mismo, de ahí que durante esta sexta ola no haya estado vigente más restricción que el pasaporte sanitario pese a la explosión de contagios diarios. Solo en enero se notificaron más de 479.000 positivos. Así, la Comunitat Valenciana ha podido descender al riesgo medio pese a que la incidencia de la covid-19 en el territorio es más del doble del límite máximo, fijado en 500 casos por 100.000 habitantes a 14 días. Según los datos de este jueves (que son la base del informe ministerial), la IA se situaba en 1.327 positivos. Cuando se bajó del riesgo extremo, la incidencia acumulada era 2.200 puntos superior con más de 3.545 casos.

Gracias a la caída en vertical de los nuevos contagios -con descensos de entre hasta el 30 y el 40 % intersemanales-, la presión hospitalaria por la covid también ha bajado al 8,4 % en el parámetro de la ocupación de camas de agudos por coronavirus mientras que este jueves la situación en las UCI es casi cuatro puntos mejor que la pasada semana al situarse en un 14,7 % de camas con pacientes covid respecto de todas las que hay en intensivos y de las que se pudieran añadir. Hace dos semanas, cuando se descendió al riesgo alto, este porcentaje en críticos se elevaba al 23 %, mientras que la tasa de hospitalizados en planta con la enfermedad vírica era del 13,7 %. En términos absolutos, el mes comenzó con 1.811 personas hospitalizadas mientras que este viernes había 1.116, casi 700 enfermos menos en dos semanas y media. Mientras que en las UCI, el 1 de febrero eran 182 los pacientes más críticos por los 119 de este viernes, sesenta y tres menos.

La situación en los hospitales

Si se miran otros indicadores del 'semáforo', la situación parece ser más favorable, porque están en los niveles de alertas más bajos. Así, la tasa de personas que ingresan en los hospitales a causa de la covid por cada 100.000 habitantes está en el 14,3 %, lo que significa un nivel 1 en riesgo bajo en este parámetro. Mientras que si se observa a la tasa de nuevos ingresos covid en UCI, la Comunitat Valenciana estaría en nueva normalidad porque está por debajo de uno (0,7%). Junto a la Comunitat Valenciana, también han entrado en alerta 2 esta semana Castilla-La Mancha, Cantabria y Murcia. La única en riesgo extremo es Cataluña.

Esta es la situación a nivel autonómico, que difiere si se baja al ámbito provincial, donde la provincia de València también ha estrenado la alerta media o fase 2 debido a que la ocupación de camas UCI por pacientes covid también está por debajo del 15 por ciento (un 14,2 %) después de muchas semanas, mientras que la ocupación de camas de agudos por coronavirus está también por debajo del 10 % (9,7 %). Los hospitales de las provincias de Alicante y Castelló, de momento, tienen mayor presión en las unidades de cuidados intensivos, al estar por encima del 15 % de ocupación. Es del 15,4 % en Alicante y del 15,3 % en Castelló. De ahí que estas provincias sigan en fase tres o riesgo alto.

El que haya caído más rápidamente la curva de hospitalizaciones ha sido una novedad en la esta sexta oleada, ya que en anteriores olas había que esperar entre una y dos semanas a que la bajada de contagios se empezara a notar en los hospitales, con menos ingresos y descenso en las camas ocupadas por covid. De hecho el descenso de la ocupación de camas con pacientes covid ha permitido que algunos hospitales liberen zonas dedicadas a estos enfermos y retomen la actividad quirúrgica programada, como es el caso del hospital Arnau de Vilanova desde este lunes o el hospital de Gandia.

Descenso de casi un 40 % de contagios semanales

La tercera semana de febrero ha sido la de la consolidación a la baja de esta sexta onda epidémica de coronavirus, pues se han contabilizado 34.123 casos, sumando la notificación de este viernes de 4.563 casos nuevos, lo que supone un descenso del 39 por ciento respecto al total de la semana pasada, que se cerró con casi 56.000 contagios. La primera de mes, que marcó el descenso, hubo cerca de 83.000.

Los 4.563 positivos son 4.387 menos que el viernes pasado, por lo que el descenso respecto a la notificación de hace una semana es del 49 por ciento. Los citados contagios son la cifra más baja desde el 22 de diciembre

En la semana se han dado un total de 75.433 altas hospitalarias, más del doble que nuevos contagios. Con las más de 9.900 altas de este viernes se confirman quince días seguidos notificando más altas que contagios.

La semana también termina con menos decesos que la anterior, pues Sanidad ha notificado en cuatro días 122 muertos sumando los 18 de este viernes, frente a los 148 de la pasada semana. En la primera de febrero se terminó con 162. Los 18 fallecimientos son todos de los últimos siete días, excepto uno de enero. Se trata de 7 mujeres de entre 64 y 95 años; y 11 hombres, de entre 61 y 94 años. El total de decesos asciende a 8.940 personas.

Compartir el artículo

stats