Salud Pública retoma el control en los confinamientos de grupos escolares de Infantil y Primaria y estos, además, ya no se harán de forma automática. Así consta en un nuevo documento que las conselleries de Educación y Sanidad han remitido hoy a los centros educativos, que modifica los trámites a la hora de comunicar un positivo en un aula (similares a los que había antes de la sexta ola) y con alguna pequeña novedad que afecta a las familias.

Esto llega en un momento de bajada de la incidencia y en una de las mejores semanas del curso en relación al confinamiento de aulas, pues la semana pasada solo se cerraron 17 grupos, al nivel del otoño pasado y antes de ómicron. La situación actual contrasta totalmente con la de hace tan solo un mes, cuando tras la navidad se registró el récord de los dos cursos: 1.002 clases confinadas (entre el 18 y el 22 de enero) .

Entre las medidas, se apunta que "cuando se llegue a 5 casos positivos o el 20 % del alumnado de un aula en los últimos 7 días, se comunicará a la persona educovid responsable de Salud Pública para que determine si el aula tiene que ser o no cerrada".

La situación actual contrasta totalmente con la de hace tan solo un mes

De esto se deduce que no en todos los casos un grupo se confinará por completo cuando se dé esta incidencia, como pasaba actualmente. Hasta ahora, esta medida no era opcional, sino obligatoria y automática si se daban las circunstancias.

Asimismo, esto supone que el departamento de Sanidad vuelve a retomar el control del confinamiento de aulas. Cabe recordar que con la explosión de contagios con la sexta ola, las conselleries levantaron la obligación de que Salud Pública validara el cierre de cada clase, para descargar al colapsado sistema de de salud de esta tarea.

Así, los directores tuvieron que asumir más carga y eran quienes tomaban la decisión siguiendo las instrucciones de Educación y Sanidad al respecto.

Ahora, los casos positivos deben volver a introducirse en el sistema informático Ítaca y, si se llega a 5 en una semana en la misma clase (o el equivalente al 20 % del total del alumnado de ese grupo), los equipos directivos deben comunicarlo a Salud Pública, que será quien tome una decisión.

Si se cree oportuno que el grupo completo debe guardar cuarentena, los colegios avisarán a las familias

Si se cree oportuno que el grupo completo debe guardar cuarentena, los colegios avisarán a las familias "por el procedimiento habitual", igual que cuando aparece el primer caso positivo (pero no los restantes hasta los cinco).

Así, se concreta y especifica que "la comunicación del cierre del aula solo se realizará cuando sea confirmada por el departamento de salud correspondiente".

Cambios en los contactos estrechos

Asimismo, el documento añade otros cambios. Confirma que los convivientes de casos positivos (tanto alumnado como trabajadores de los colegios) ya pueden acudir al centro educativo y no debe confinarse, ya que la cuarentena domiciliaria solo se reserva a contactos "especialmente vulnerables, cuidadores de estos, mujeres embarazadas, personal sanitario o sociosanitario, y será determinada por el personal sanitario".

Confirma que los convivientes de casos positivos ya no deben quedarse en casa

Según el documento, esto siempre que el aula no haya sido confinada por completo por Salud Pública. Esa es la "única excepción". En estos casos, "la atención educativa se hará por igual por cada centro en el ámbito de su autonomía organizativa", mientras el aula permanezca cerrada.

Todos estos cambios se dan, como se lee en el documento remitido por Educación y Sanidad, al "constatarse una bajada muy significativa de la incidencia lo que, juntamente con el avance de la inoculación de la segunda dosis a los menores de 12 años, supone una clara mejora de la situación actual".

De hecho, así lo constatan por tercera semana los datos, con una bajada espectacular de aulas confinadas. En total, según el balance semanal de Educación publicado hoy, el viernes solo había 49 grupos de 36 colegios en cuarentena, lo que quiere decir que el 98,2 % de los centros educativos concluyeron la semana con todas sus aulas en funcionamiento.

Educación detalla que se determinó el confinamiento de 17 grupos de 16 centros educativos. Además, se han desconfinado 139 grupos de 76 centros educativos y permanecen confinados, de semanas anteriores, 32 grupos de 20 centros. Por lo tanto, el total acumulado de grupos confinados es de 49 aulas de 36 centros educativos.

El 0,8 % del total de la población escolar de Educación Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP está confinada, ya que al 0,4 % del alumnado es positivo activo y el resto está en aislamiento preventivo.

Por su parte, el 0,8 % del profesorado está confinado, del cual el 0,5 % es positivo.