"Un congreso extraordinario en menos de dos meses con una nueva candidatura de unidad. Eso es lo que pido a mi partido por España". Es el mensaje que a través de Twitter ha lanzado esta mañana el alcalde de Alicante, Luis Barcala.

Barcala es el último dirigente del PP valenciano que abandona la fidelidad a las posiciones de Pablo Casado para sumarse a las tesis del presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, principal defensor de la teoría de un congreso extraordinario.

La declaración del alcalde tiene especial relevancia al producirse en la provincia que preside Carlos Mazón. El presidente del PPCV se mantiene al lado de Casado, pero tras la dimisión del comité de dirección de Belén Hoyo empiezan a ser públicas las voces que se bajan de las filas de Casado y Teodoro García Egea.