La Sareb ha cedido 139 viviendas a las administraciones y ha vendido 111 casas a la Generalitat y a los ayuntamientos de Gandia y La Pobla de Vallbona, con otra venta pendiente de un edificio en Callosa de Segura.

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) ha ofrecido estos datos tras la concentración realizada hoy frente a la Delegación del Gobierno en València de la Plataforma de Afectados por las Hipoteca y el Sindicato de Barrio del Cabanyal, organizados en torno a la campaña Plan Sareb, para reclamar al Gobierno que las viviendas del llamado banco malo pasen a disposición del banco público ahora que la sociedad está controlada por el Estado.

En estos momentos la Sareb dispone de 8.530 viviendas, 2.438 inmuebles terciarios (como participaciones en la propiedad de hoteles, por ejemplo), 4.884 viviendas en construcción y 6.819 solares para empezar a construir. Además de todo esto, el banco malo posee 8.395 anexos, como trasteros o plazas de garaje. "En total 31.066 propiedades que son nuestras porque las hemos pagado", ha criticado José Luis González, de la PAH, tras la concentración de hoy.

En un comunicado, la sociedad explica que los convenios con comunidades y ayuntamientos contemplan la cesión de los inmuebles por un periodo temporal que en algunos casos se ha prorrogado. La contraprestación que asumen las Administraciones varía entre los 75 euros en el caso de viviendas que se encuentran ocupadas en el momento de la cesión y cuya regularización corresponde al ayuntamiento o comunidad, y los 125 para aquellos inmuebles que se encuentran vacíos.

Treinta viviendas han sido cedidas a la C.Valenciana, aunque el convenio ya ha finalizado. Se trata de la autonomía con menos casas cedidas de toda España, muy lejos de Cataluña (930), Andalucía(400) o Castilla Y León (100).

A nivel local, 25 viviendas se han puesto a disposición del Ayuntamiento de Gandia, otras 25 en Sagunto, 9 en Elche, 16 en Torrent, 15 en Almoradí, 10 en Faura, y 6 en La Pobla de Vallbona. El ayuntamiento de València no tiene ninguna, pero otros consistorios como el de Barcelona han firmado el convenio para 200 viviendas. En toda España hay 1.441 casas con esta firma.

Venta de inmuebles

Las Administraciones Públicas también tienen la posibilidad de comprar viviendas de Sareb durante el transcurso de los convenios o en el momento de la finalización de estos. "Se trata de una opción valorada por las Administraciones porque permite nutrir sus parques sociales y dar respuesta a largo plazo a la necesidad de vivienda asequible", según el comunicado de la entidad.

Por esta vía, la Generalitat ha comprado 91 viviendas, el Ayuntamiento de Gandía 14 y el de la Pobla de Vallbona 6. 111 en total. La C. Valenciana es quien más viviendas ha comprado a la sociedad de toda España. Por detrás se sitúan el Ayuntamiento de Madrid, con 108, Cantabria con 73, e Islas Baleares con 19.

La sociedad pública explica en su comunicado que "con este tipo de acuerdos Sareb afirma profundizar en su estrategia de colaboración con las Administraciones Públicas para tratar de solucionar aquellas necesidades vinculadas al acceso a la vivienda en las comunidades locales, al tiempo que avanza en el mandato de desinversión de la cartera de activos adquirida en 2012 a las entidades financieras que necesitaron ayudas públicas".

Frente a las concentraciones en todo el estado de los movimientos por el derecho a la vivienda, la sociedad ha explicado que "en 2013 creó un parque social que incluía 2.000 viviendas, se elevó a 4.000 en 2015 y a 10.000 en 2020. En la actualidad, el parque destinado a fines sociales alcanza los 15.000 inmuebles, después de que en febrero de 2021 el Consejo de Administración de la compañía ampliara su programa con motivo de la firma de un protocolo con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y con el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital". La Sareb ha añadido que "este programa podrá ser desarrollado en el nuevo Plan de la Vivienda".

La sociedad explica que "Sareb ha cedido más de 3.200 viviendas a ayuntamientos y autonomías". Por otro lado, asegura que "hasta el momento no se han cedido más porque no ha habido más propuestas de acuerdo por parte de estas administraciones". Han remarcado que esta situación también depende de las capacidades de gestión y el estado de la vivienda. "No todas son susceptibles de ser cedidas porque pueden encontrarse en diferentes situaciones: vandalizadas, ocupadas ilegalmente, en proceso de adjudicación, en proceso de adecuación, en alquiler o en comercialización", aseguran.