Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del Coronavirus

Protesta de los médicos tras ser acusados por el Consell de robar material en la primera ola

El sindicato Cesm ha pedido a la Generalitat que rectifique el recurso judicial en el que imputa a sanitarios "robo de material de protección" | Amenazan con presentar una querella por "calumnias"

Dos sanitarios con EPI en el interior del hospital de campaña de La Fe.

El Sindicato Médico de la Comunitat Valenciana (CESM CV) ha pedido a Generalitat que rectifique de manera "inmediata" el recurso que ha presentado contra el fallo que le condena a indemnizar a los facultativos por la desprotección en los primeros compases de la pandemia, ya que en el mismo "imputa el robo de material al personal sanitario". Según ha especificado el sindicato a través de una nota de prensa, en el recurso de súplica interpuesto por la Generalitat a la sentencia del Juzgado de lo Social Nº 5 de Alicante "se vierten alegaciones injustas e inadmisibles de 'sustraer' el material de protección a los profesionales sanitarios".

Esto, añade, "nos obliga a requerir la inmediata rectificación, so pena de interponer acciones judiciales por calumnias contra el colectivo médico al que representamos y por extensión al resto de trabajadores de la sanidad pública valenciana".

Según afirma el sindicato, la Generalitat, en su recurso de suplicación ante el TSJCV, "entre otras alegaciones impropias de quien ha manifestado y solicitado perdón, imputa el robo de material al personal sanitario". "La Abogacía de la Generalitat, en nombre de la propia Generalitat Valenciana, afirma en su recurso que: '...la circunstancia de poner bajo llave el material obedecía a que se estaba sustrayendo el mismo ante el pánico que cundía entre el personal sanitario por la pandemia que se avecinaba' (sic)", indica el sindicato.

Según CESM CV "nos parece un sarcasmo, una afirmación injusta e impropia, además de constituir una falsa acusación, que la Generalitat Valenciana, excuse y justifique la falta de material, en una supuesta sustracción o robo, para su custodia bajo llave". "Ha quedado demostrado, y es de dominio público, que durante la primera ola, los profesionales médicos, tuvieron que afrontar condiciones de trabajo penosas al desempeñar sus funciones absolutamente desprotegidos por no haber sido dotados de equipos de protección individual, EPI's, por quien estaba obligado, su empleador, en este caso la Conselleria de Sanitat", afirman desde el sindicato.

El sindicato se pregunta si "las excusas, la petición de perdón y demás manifestaciones que el Honorable Presidente manifestó en sede parlamentaria, en las Cortes Valencianas, era meramente retórica o realmente sentida, sincera y fundada".

"Desde el Sindicato Médico no podemos tolerar semejante afrenta a los médicos, en especial, y, en definitiva, a todo el personal sanitario, por lo injusto de acusar sin pruebas, y pretender justificar su negligencia, imputando y acusando de delitos a quien tenían la obligación de proteger, con desprecio a su salud, a su integridad y a su propia vida y la de sus familias", señalan.

El sindicato indica que si no se procede a rectificar públicamente, "nos veremos obligados a interponer acciones legales en defensa de la honorabilidad de los médicos y, por extensión, del resto de profesionales sanitarios de la Comunitat Valenciana". El juzgado de Alicante condenó a Sanidad a indemnizar a los médicos, con cantidades que van desde los 5.000 hasta los 49.000 euros, por la falta de elementos de protección a la que fueron sometidos durante la primera ola de la pandemia de la covid-19, un primera fallo judicial al que han seguido otros dos también desfavorables para la administración.

El PP pide la dimisión de Barceló

Ante esta denuncia del CESM, el grupo parlamentario del Partido Popular en Les Corts Valencianes pedirá por escrito para el próximo pleno la reprobación y dimisión de la Consellera de Sanidad, Ana Barceló, por acusar a los médicos de robar material en la primera ola de la pandemia de la covid. La síndica popular, María José Catalá, ha calificado de "intolerables" estas acusaciones y "lo más grave que hemos podido escuchar de un gobierno autonómico en mucho tiempo", por lo que considera que la consellera no debe seguir en su cargo.

Al respecto, el síndic del PSPV, Manolo Mata, ha señalado que la Abogacía de la Generalitat es la que tiene información sobre lo que pasó en los hospitales y que la Generalitat "hizo lo que pudo con el material que había y ante el desabastecimiento de los hospitales". Las condenas que están llegando, ha añadido Mata, son por contenciosos por la vía "de lo social", es decir, por la relación entre el trabajador y la empresa, y no cree que lleguen al Tribunal Supremo porque "es muy difícil acreditar cómo ha sido el contagio".

Mata ha defendido asimismo que "desde el minuto uno" llegó el material cuando estuvo disponible, y ha lamentado que el PP haga dos tipos de discurso, el de la crítica pública y otro distinto en las conferencias interterritoriales con el ministerio. Sobre la posible existencia de contratos "de palabra", ha señalado que es posible que los hubiera por tratarse de una situación de emergencia, pero todos ellos han estado supervisados, ha aseverado, por la Intervención de la Generalitat

Compartir el artículo

stats