Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Servicios Sociales

Igualdad se vuelve a retrasar en los pagos a familias de acogida por una adaptación informática

Este 2022 han vuelto a demorarse pese a que se modificó la normativa el año pasado para no tardar tres meses cada curso | Conselleria asegura que se debe al cambio de la herramienta digital

María José Faus es una madre de acogida en Paterna, denuncia retrasos en el pago de las ayudas cada año. Germán Caballero

El 27 de febrero de 2021 Igualdad aprobaba un decreto que modificaba la naturaleza de las ayudas para familias de acogida. Antes dependían de Hacienda para ejecutar el presupuesto, lo que provocaba que los pagos tardaran en llegar más de dos meses (es algo muy común en otros subsidios). Pero por otro lado provocaba que las familias más empobrecidas estuvieran asfixiadas económicamente a principios de cada año. Por eso Igualdad cambió la norma de las ayudas. A partir de entonces pasaban a ser un derecho subjetivo, es decir, no dependían de nadie para gastarse el dinero. Y se comprometieron a pagar en enero.

Esto es sobre el papel. Pero la realidad es otra historia. Igualdad se ha vuelto a retrasar en las ayudas un año después de aquel decreto aprobado, precisamente, para evitar retrasos. La razón la explica en una respuesta enviada a las familias de acogida, y dice que el motivo del retraso es “de carácter técnico”. Para agilizar los trámites y acceso a las ayudas Igualdad trabaja “desde antes de la entrada en vigor del decreto” en una nueva herramienta informática que unifique todo.  En estos momentos hay 1.963 familias acogedoras activas en la C. Valenciana, según datos de la Dirección General de Infancia y Adolescencia.

Igualdad estima que podrá pagar los atrasos en las ayudas a mediados del mes de marzo

decoration

Según asegura el departamento dirigido por Mónica Oltra, ya se han pasado todos los expedientes de la antigua aplicación a la nueva. Por lo que “las direcciones territoriales están trabajando intensamente en verificar que todas las familias que tienen reconocido el derecho a la prestación están incluidas para seguidamente generar la documentación administrativa y contable necesaria para proceder al pago”. Igualdad estima que podrá pagar a mediados de marzo. Los mismos retrasos que cada año, pese haber aprobado un decreto para evitarlos. 

Pese a esto, en su comunicado a las familias Igualdad pide disculpas y apunta que “los efectivos negativos actuales redundarán a medio y largo plazo en una considerable mejora de la gestión y condiciones de acceso” a estas ayudas. 

María José Faus en una calle de Paterna. Germán Caballero

Ayuda salvavidas

Una de estas familias es la de María José Faus. Este periódico habló con ella hace un año para denunciar los mismos retrasos en las ayudas que vuelve a denunciar ahora. Su caso es de esos por los que se cambió la norma. Los escasos ingresos que tiene hacen que una demora de dos meses implique deudas con el banco. Literalmente.

Ella acogió a su sobrino, ya que la madre no puede hacerse cargo por una enfermedad mental grave. Para ella es su hijo. Su hijo cumple 15 años en dos semanas. En su casa solo entran 402 euros por la pensión que recibe al tener distintas enfermedades. 222 se van en la hipoteca, el resto en la luz, el agua, el teléfono, internet, comida y demás gastos de cualquier familia "¿Con eso te crees que me llega para mucho?" se pregunta. Con la comida, reconoce que, en ocasiones, una amiga le tiene que echar una mano.

Así que el complemento de 540 euros (que se suman a los 402) que le toca por ser familia acogedora es vital para ella. "No nos podemos dar grandes caprichos pero no pido nada más. Con eso podemos vivir normal, que es más que suficiente", reconoce. Pese a todo, cuando se la ingresen (de nuevo, sobre el papel) a mediados de marzo, tendrá que pagar 120 euros en intereses de demora al banco, ya que ha tenido que dejar algunos recibos sin pagar.

El año pasado le dieron la prestación el día 1 de marzo, y este año todavía no la ha recibido. Ella recibe 18 euros diarios, más que la media ya que se trata de una familia monoparental. "¿Por qué las personas con discapacidad sí que cobran la ayuda puntuales y las familias en acogimiento no? No lo entiendo", lamenta. En realidad, este nuevo decreto equipara las ayudas de las familias de acogida a las citadas, pero ese error informático ha hecho que se den otra vez retrasos.

Como cada año María José ha puesto varias reclamaciones a conselleria. "Pero es como tirarlas a la papelera, porque nunca me contestan", denuncia. En los servicios sociales de Paterna también las ha puesto, pero por otro motivo, no tramitar unas ayudas de emergencia que necesitaba estos meses.

Faus es una mujer con muchos achaques, como fibromialgia, artrosis o distrofia, además de una ceguera que padece desde hace tres años consecuencia de una situación de estrés extremo. Critica que los trabajadores sociales de su localidad "son muy rápidos para venir a casa para inspeccionar que el niño tenga de todo, que lo tiene, pero luego les cuesta más tramitar las ayudas que tocan", denuncia.

Compartir el artículo

stats