Siempre ha sido la bestia negra de los responsables de Salud Pública: las coberturas vacunales de gripe han sido, año tras año, bajas y sin llegar a los porcentajes que la Organización Mundial de la Salud apuntan como recomendables. Todo lo contrario de lo que ha pasado, de forma general, en la campaña de vacunación masiva de la covid-19. Sin embargo en la pasada campaña y, sobre todo, en esta que está a punto de cerrarse en la que se han ofrecido las dos vacunas de forma conjunta, las coberturas antigripales han aumentado de forma muy importante, incluso hasta 37 puntos en algunos grupos como el de los sanitarios. 

Así lo puso de manifiesto este jueves la directora general de Salud Pública, Ofelia Gimeno, durante su participación en las VII Jornadas Seqirus de Actualización en Gripe que se están celebrando desde ayer jueves en València. Según Gimeno, en 2018, el porcentaje de sanitarios que se vacunaron contra la gripe era del 58 % y en esta campaña 2021-2022, la cifra ha aumentado hasta el 95 %. Lo mismo ha sucedido con el colectivo de las embarazadas, que ha pasado del 52 % al 79 % en estos tres años o en los mayores de 64 años donde se ha llegado a rozar el 70 %. 

El aumento de personas que este año han querido vacunarse también de gripe todavía en medio de la pandemia es algo generalizado y que así reconocieron los cinco directores generales de Salud Pública que compartieron debate con ella: M. Antonia Font, de Baleares; José María de Torres, de Andalucía; Sonia Tamames de Castilla y León; Pello Latasa, de La Rioja; y José Jesús Guillén, de Murcia. Todos estuvieron de acuerdo en que la sinergia entre covid y gripe había sido el catalizador para aumentar las coberturas. «Las tasas de cobertura eran las que eran pero esta campaña ha sido un boom», reflexionaba José María Torres, director general de Salud Pública de Andalucía.

La sinergia entre covid y gripe había sido el catalizador para aumentar las coberturas de las vacunas

Sobre las «lecciones aprendidas» con las que trabajar para evitar que el año que viene vuelva a descender el volumen de personas que se protegen frente a la gripe, los responsables políticos apuntaron cuestiones como la «idea solidaria» de vacunarse «para protegenernos a nosotros pero también a nuestros mayores, que en la covid ha sido un mensaje que se ha lanzado», según apuntó Sonia Tamames, responsable de Salud Pública de Castilla y León o incidir en los beneficios que reporta la vacunación antigripal. «Hay que verlo como una medida de tranquilidad y de libertad, igual que en la covid nos permitirá dejar de usar las mascarillas», según apuntó Antonia Font, de Baleares. 

Font lanzó, además, una advertencia: el crecimiento de los movimientos antivacunas que han surgido durante la campaña covid podrían impactar también en las coberturas vacunales antigripales. A este respecto, Tamames pidió "ir por delante».