Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"El Gobierno se planta en Ucrania, pero los saharauis llevan sufriendo 46 años"

La asociación Zemmur expresa su "frustración" por el cambio de posición del Gobierno con respecto al Sáhara

6

Brahim Bachir y Jadu Daf, saharauis de la asociación Zemmur Miguel Ángel Montesinos

«Un cabreo monumental». En los campos de refugiados y en la diáspora. Otro más. «Rabia, vacío, frustración, abandono, soledad, un bajón». De nuevo. «El pueblo saharaui se siente traicionado». Otra vez.

Las cabezas de Jadu Baf y Brahim Bachir, portavoces de la asociación saharaui Zemmur, bullen y burbujean de sentimientos que se repiten y les repiten. La decisión del Gobierno de España de aceptar la propuesta de «autonomía» de Marruecos para el Sáhara no ha sentado nada, pero nada bien, entre los hijos del desierto que ya anuncian que no piensan darse por vencidos.

«No nos lo esperábamos, y menos ahora con tanta dependencia del gas de Argelia», dice Jadu Baf. De cualquier forma explica que «esta decisión tendrá consecuencias también allí tarde o temprano, eso seguro», asegura.

«El sentimiento es que el Gobierno ha cometido un acto de hipocresía infinito», dice Bachir. Es patente en todos nosotros. La invasión de Rusia a Ucrania, el bombardeo a población civil, y la guerra abierta le suenan de algo a Bachir, le recuerdan al desierto y a los campos de refugiados donde nació.

Pero la reacción internacional ha sido bien distinta. «Hemos visto cómo todos los países se levantan contra Putin por invadir un territorio. Pero nosotros llevamos 46 años sufriendo, viviendo bajo ocupación, exiliados, con familias separadas, bombas sobre la población civil, encarcelados, saqueo de los recursos naturales», denuncia Bachir. «La diferencia es abismal». «Tenemos 40 resoluciones de Naciones Unidas y sesenta declaraciones», reivindica Jadu Baf.

«Es una hipocresía total»

El día que se dio a conocer la decisión de Sánchez -explica Baf- un periodista saharaui fue detenido por Marruecos sin cargos y ahora está siendo torturado en una cárcel. Hay muchos más casos de abusos contra el pueblo saharaui. «¿Qué pasa? ¿Que según dónde nazcas te pertenecen los derechos humanos y vivir en libertad o no? Es una hipocresía total», reclama Jadu.

«Ya se sabe. Marruecos siempre hace lo mismo cuando quiere algo: o abre el grifo de la inmigración ilegal, o el del tráfico de hachís y otras drogas, o bien presiona para reivindicar los territorios de Ceuta y Melilla», lamenta Bachir. «Es frustrante ver que nuestro Gobierno cede siempre a los chantajes de un déspota», denuncian.

Y aún así Baf reivindica que «Sánchez no es nadie para decidir sobre la autonomía del pueblo saharaui. Él es un presidente que hoy está y mañana se va. Este tema está por encima de él». Aunque sí que reconoce que «nos afecta porque tenemos mucha historia en común, por nuestros padres y abuelos que nacieron bajo bandera española, pero él no es quien para decir si el Sáhara es libre o de Marruecos».

Defienden la vía que tantas veces ha reclamado la ONU y el mandato de España: garantizar las condiciones para que el pueblo saharaui pueda decidir su futuro. «Lo dijo ayer la representante del Polisario en Suiza, hay un censo hecho en el año 74, aunque Marruecos intentara meter ahí a sus colonos. Si ese censo está, que se utilice, que se incluyan a los hijos y los nietos y votemos, porque saldrá un sí rotundo», reclama Baf.

«No tenemos nada en común»

Según explican «ningún saharaui quiere ser marroquí». Porque la realidad es que «no tenemos nada en común. No compartimos vestimenta, ni lenguaje, ni cultura, ni nada», asegura Baf. Tampoco, al mismo tiempo, se sienten españoles pese a casi 20 años viviendo aquí. «Es la sensación de vivir de prestado, tanto en los campos de refugiados como aquí. Deseamos vivir en un territorio en el que estemos y no tengamos en ningún momento la intención de irnos. Que podamos decir 'esta es mi casa'», dice Bachir.

En política exterior, tanto Bachir como Baf critican la falta de miras del Gobierno de España. «El magreb no es solo Marruecos como para centrarse tanto en él, también cuenta Argelia, Mauritania, Túnez, Libia, etc. Incluso nosotros, somos el primer productor de fosfatos del mundo, nuestra tierra es riquísima», dice Jadu Baf. Aunque haya desaparecido de los titulares tras dos semanas de reventón mediático, desde el 13 de noviembre el Frente Polisario está en guerra con Marruecos. Como explica Baf «ya hemos visto que la vía diplomática no funciona, porque llevamos 46 años con ella y no ha sido efectiva... A los saharauis solo les queda la vía de las armas, y decisiones como estas solo hacen encender más el cabreo de la guerra», denuncia Bachir.

Pese al enésimo abandono del gobierno español, Baf y Bachir explica que el abandono de la causa no es ni de lejos una opción, y que en los campos la batalla sigue. «Lo dijo recientemente el líder de Polisario Brahim Ghali, si no es por un tratado de paz o un referéndum, será a través de las armas», reclama Baf.

Al final, como recuerda Bachir, «esta decisión lo que provoca es que el pueblo saharaui entienda que la decisión que tomó el 13 de noviembre es lo único que le queda. Ese cabreo ha encendido a las personas todavía más, que piensan que la vía diplomática ya no es una opción». 

Compartir el artículo

stats