Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un anticiclón en el norte de Europa desvía una cadena de borrascas a la costa mediterránea

«Lo excepcional de las tormentas es el nivel de acumulación de agua y su persistencia», dicen los expertos

Paraje del Salto de Chella río Sellent, hoy.

Las fuertes y persistentes lluvias que azotan esta semanas a la Comunitat Valenciana tienen una explicación. A pesar de que los temporales son típicos de esta época del año, lo que sorprende es, según Samuel Biener, geógrafo y miembro del laboratorio del clima de la Universidad de Alicante (UA), «los litros acumulados y la persistencia de las lluvias». ¿Por qué llevamos una semana con precipitaciones y se prevé, según los expertos, que el mal tiempo continúe los siguiente siete días?

«Sucede que tenemos un bloqueo anticiclónico entre escandinavia y las islas británicas, lo que provoca que las DANA se descuelguen más al sur de lo normal, entrando por el Golfo de Cádiz que es la zona que hace que las lluvias sean generales, importantes y continuadas en la Comunitat», explica Biener. Mientras el anticiclón siga en la zona norte del continente, las borrascas solo pueden tomar rumbo al Golfo de Cádiz y entrar al estrecho. «La consecuencia son lluvias generales e importantes, además, parece que encadenaremos una DANA tras otra», ,añade el experto.

Ahora mismo, detalla Biener, la Comunitat Valenciana «es la más lluviosa de España en lo que llevamos de año». «Hemos encadenado Celia, ayer entró otra borrasca y la semana que viene se prevé que se incorpore otro fenómeno parecido que hará que las precipitaciones persistan y no dejará de llover», dice el geólogo.

En la sierra de Serrella, ya hay acumulados más de 630 litros por metro cuadrado, lo que es «más lo que ha llovido en un mes en las mayoría de las capitales de provincia valencianas»

La península al revés

Estas semanas, dice Biener, «estamos con la península al revés, en Galicia hace buen tiempo y aquí no deja de llover». Lo mismo pasa a escala europea. Reino Unido tiene sol y no baja de dieciocho grados, Alemania tiene un clima estable mientras las borrascas «entran por el sur y afectan a la península y especialmente a la Comunitat Valenciana». 

En los últimos años, el territorio ha experimentado episodios similares, «pero este va en camino de convertirse en un marzo de récord». De hecho, ya es el más húmedo de la historia desde que la Agencia Estatal de Meteorología tiene registros, tal como indica el propio organismo público. 

«Estamos teniendo unos volumen de acumulación de agua extraordinarios, está cayendo en un mes lo que llueve la mitad de un año», añade Samuel Biener. 

El experto matiza que, según las últimas previsiones, puede ser que el domingo que viene haya algo de tregua, pero el temporal volverá el lunes que viene. «Habrá una encadenación con la entrada de otra borrasca», dice. Se trata de un fenómeno primaveral típico en la zona que, por sus características, descarga más en el interior que en el litoral. «Las nubes se enganchan en las montañas y valles donde llueve más, por eso hay que tener cuidado con la crecida del caudal de los ríos, que puede sorprender a alguna persona y dar sustos con desbordamientos».

Compartir el artículo

stats