Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Novaterra presenta su "factoría de empresas" con sello social

La Promotora impulsará 'startups' a partir del acuerdo con otras grandes compañias para generar un «triple impacto positivo»

Los responsables de la Fundación Novaterra junto al exministro Ramón Jáuregui.

Crear empresas para tener un triple impacto: social, económico y medioambiental. No solo eso. Sino que estas empresas sean creadas por la unión de grandes empresas. Es el nuevo proyecto de la Fundación Novaterra que presentó ayer en la sede de la Cámara de Comercio de València. La entidad, con más de 25 años de trayectoria dedicada a la inclusión laboral de personas en ámbitos de pobreza, estrenó ayer La Promotora, una "factoría de empresas" que tengan un sello social, según explicó su director, Ismael Abel

El objetivo de La Promotora es la generación de empresas, como una aceleradora de start-ups, pero de compañías que tendrán un marcado sello social en su función. "No somos una incubadora de terceros", avisó en su presentación el director de la entidad que actúa como una persona jurídica, una empresa, que en vez de repartir beneficios, los reinvierte entre las compañías que se fundarán bajo su regazo. 

Estas empresas serán financiadas por otras compañías que colaboran con Novaterra como Global Omnium, Baleària, Norauto, Sanlúcar, Mat, Sol i vent, UP2City o Sapiens, Caixa Popular, Levante UD, AECTA, la Federación Valenciana de Empresas Cooperativas de Trabajo Asociado (FVECTA), y Anecoop. También promueven esta iniciativa el Centro Mundial de València para la Alimentación Urbana Sostenible del Ayuntamiento de València y asociaciones como Fundació Espurna y la Associació Valenciana per la Solidaritat amb l’Àfrica e incluye la innovación de la Florida Universitaria y el Instituto Tecnológico; la Universitat Politècnica de València y la Universitat de València.

El salón de actos de la Cámara de Comercio se llena de rostros conocidos del mundo empresarial ante el estreno de La Promotora. Levante-EMV

Así, el proyecto consiste en que estas nuevas empresas sean impulsadas y llevadas por personas en situación de exclusión social y que servirán para hacer ese "triple impacto" tanto económico como social como medioambiental. Según indicó Abel, el objetivo supone"empresarializar los Objetivos de Desarrollo Sostenible" que tiene enmarcados la Organización de Naciones Unidas e ir más allá de proyectos puntuales porque estos "nace y mueren". "Nosotros queremos que esas empresas crezcan, pero para eso tenemos que hacer un emprendimiento protegido", señaló el director de La Promotora quien añadió que esto se hará creando empresas "desde las empresas". 

Junta a él intervino el CEO del Grupo Novaterra, Cristian Meca, quien destacó que en la fundación se lleva trabajando en esta idea desde hace tres años. Así, explicó que el nuevo proyecto va de la mano de la línea seguida por Novaterra durante más de dos décadas en las que se ha centrado en poner espacios de aprendizaje e inclusión social para personas en situaciones de marginación. El gran espacio emblemático de la compañía son las cocinas que tiene en el barrio de La Coma de Paterna y que son el centro neurálgico de la fundación. 

"La empresa ya no se puede concebir solo como un ente que dé beneficios, tiene que ser sostenible porque sino no es competitivo

decoration

El que fuera ministro de Presidencia, vicelehendakari en el ejecutivo vasco y europarlamentario, entre otros muchos cargos de una dilatada carrera, Ramón Jáuregui, sirvió de voz destacada para la inauguración. "Este es un proyecto novedoso porque por primera vez se produce una alianza entre la Fundación Novaterra y grandes empresas para constituir nuevas empresas, pero que estas nuevas empresas sean con proyección social, con el objetivo del bien común", expresó nada más empezar como forma de felicitación. 

El exministro de Presidencia, Ramón Jauregui, interviene en el acto.

Jáuregui es un experto en Responsabilidad Social Empresarial, un ámbito en el que lleva insistiendo desde 2003, y ese bagaje empapó de contenido teórico al evento. Así, el hoy presidente de la Fundación Euroamérica aseguró que el compromiso social "es una nueva demanda a las empresas". "La empresa ya no se puede concebir solo como un ente que dé beneficios, tiene que ser sostenible porque sino no es competitivo", indicó. 

"Vamos hacia ese nuevo modelo de empresa y de economía humana en el que es fundamental la transformación social"

decoration

"Cuando una empresa se llama sostenible ha de combatir la desigualdad", indicó quien presidiera la delegación socialista en Bruselas. Para ello, puso de ejemplo a las compañías presentes en el acto y valoró la iniciativa como un ejemplo de esa batalla. No obstante, destacó que las administraciones "han sido poco valiente para homogeneizar y fomentar estas prácticas de sostenibilidad".

 El acto lo abrió el presidente de la Cámara de Comercio de València, José Vicente Morata, quien mostró todo el apoyo para un "proyecto ilusionante" en un momento "complicado y que lo hace más necesario todavía", y lo cerró el conseller de Economía, Rafael Climent, quien apadrinó a la nueva entidad asegurando que el fundamento de la rentabilidad de las empresas "se basa en el bienestar del territorio y de las personas". "Vamos hacia ese nuevo modelo de empresa y de economía humana en el que es fundamental la transformación social", sentenció.

Compartir el artículo

stats