Las unidades de tranvía de la futura Línea 10 de Metrovalencia estrenarán un nuevo diseño e imagen que tendrá continuidad de forma progresiva en el resto de convoys de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV).

El nuevo diseño, elaborado por especialistas en 'packaging' y 'branding' del 'estudio pg', pretende remarcar la imagen corporativa de Metrovalencia y la importancia que se otorga desde la Generalitat al transporte público en su apuesta por luchar contra el cambio climático y avanzar de la manera más decidida posible en la descarbonización, según ha detallado la Generalitat en un comunicado.

Con este objetivo, se reforzará la identidad de la 'm' de Metrovalencia, al unirla a Generalitat Valenciana a través del color rojo corporativo. Además, se dará visibilidad, renovará y potenciará toda la imagen unificada de la empresa pública, lo que coincidirá con la puesta en marcha de la Línea 10 y la tarjeta SUMA, el nuevo título de transporte que integra por primera vez en una sola tarjeta y con el mismo precio el transporte público del área metropolitana de València de Metrovalencia, Metrobus, EMT y Renfe-Cercanías.

El conseller de Policía Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, acompañado de la directora gerente de FGV, Anaïs Menguzzato, ha visitado el depósito provisional de la Línea 10, donde se realizan los trabajos de las siete unidades que se pondrán en circulación. España ha destacado que las pruebas de circulación se están realizando de forma "satisfactoria" y ha señalado que entre abril y mayo la Línea 10 "será una realidad para todos los vecinos de València".

El cambio de diseño e imagen se visibilizará, en primer lugar, en los siete tranvías que darán servicio a la nueva Línea 10 y, tras ello, se extenderá de forma progresiva a las otras 15 unidades Bombardier que actualmente circulan por las Líneas 4, 6 y 8.

Línea 10

La Línea 10 unirá el centro de València con la zona de la Ciutat de les Arts i les Ciències y el barrio de Natzaret, lo que ampliará de manera muy considerable la oferta de transporte de la red de Metrovalencia. Esta línea combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de cinco kilómetros y ocho estaciones y paradas (tres subterráneas y cinco en superficie).

El proyecto de construcción del conjunto de esta línea está cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.