Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Divalterra aprueba sus cuentas de 2021 con pérdidas en el penúltimo paso antes de su cierre definitivo

La comisión especial cuando aprobó el inicio del proceso de liquidación de Divalterra.

Divalterra ya está con la cuenta atrás activada. Este miércoles celebró su penúltima junta general, la que sirvió para que se aprobasen las cuentas de 2021, las últimas de un ejercicio entero de la compañía pública de la Diputación de Valencia. El encuentro validó los presupuestos de la entidad del año pasado pese a que finalizaron con pérdidas, un asunto que provocó la abstención de Ciudadanos y el voto en contra del PP.

La empresa cerró 2021 con un déficit de más de seis millones provocado porque en 2021 dejó de recibir ingresos por parte de la Diputación. Fue una de las medidas que recomendó adoptar la empresa liquidadora en el momento en que se decidió el fin de actividad de la empresa que llegará definitivamente el próximo mes.

El motivo es que como la compañía tenía 11 millones de euros en Tesorería, esta cantidad se podía utilizar para pagar los gastos corrientes como los sueldos del personal que hasta finales del año pasado todavía cobraban de la empresa pública. Entre ellos, los brigadistas que desde el pasado mes de enero ya forman parte del Consorcio de Bomberos.

Al no haber ingresos y tener gastos diarios, el ejercicio de 2021 terminó cerrando con pérdidas. No obstante, Cs y PP denuncian que a estas pérdidas se han de añadir los gastos que derivarán del ERE de los trabajadores y bajas voluntarias y que según denunció el PP costará alrededor de cinco millones de euros.

Según informa el PP a partir de la documentación ofrecida por la propia diputación, el coste económico del ERE voluntario de los 87 trabajadores de Divalterra supondrá casi tres millones de euros en indemnizaciones, 2.777.246, a lo que habrá que sumar las jubilaciones.

Estos gastos se añadirían a los 600.000 euros presupuestados para 2022 con los que pagar los servicios e impuestos de la empresa consultora que se encarga de liquidar Divalterra.

Compartir el artículo

stats