Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La afasia como la de Bruce Willis es más precoz que el alzhéimer

El presidente de la Sociedad Española de Neurología, José Miguel Lainez, recuerda que más de 350.000 personas sufren pérdida de lenguaje en España

Una persona mayor con un tipo de demencia descansa en la sala de un centro de día. | EFE/ DOMENECHCASTELLÓ

La afasia que sufre el actor Bruce Willis, un síntoma y no una enfermedad en sí misma, es un problema más común de lo que parece. «Más de 350.000 personas en España lo padecen», afirma el doctor José Miguel Lainez, presidente de la Sociedad Española de Neurología y jefe del Servicio de Neurología del Hospital Clínico Universitario de València.

Este trastorno del lenguaje que puede generar problemas para hablar, comprender, leer, escribir o hacer cálculos es una consecuencia de algún tipo de dolencia cerebral y la mayoría de quienes lo padecen son personas mayores de 55 años, aunque también hay personas jóvenes que han perdido la capacidad de poder expresarse, la característica más común de quienes lo sufren.

Insistir en la afasia como síntoma es fundamental para entender realmente cuál es el problema que se ha visibilizado esta semana a raíz de la decisión de Bruce Willis de dejar su carrera como actor a los 67 años. «Es un síntoma provocado por algo que hace que no funcione el área del lenguaje», sostiene el doctor Lainez. Pero, ¿un síntoma exactamente de qué? «Hay varios orígenes que pueden provocarlo, pero el más frecuente es haber sufrido un ictus (un infarto cerebrovascular). Otras causas pueden ser traumatismos craneales, tumores cerebrales o por procesos degenerativos, como la enfermedad de Alzheimer u otro tipo de dolencia», añade. De hecho, entre el 21% y el 38% de los pacientes que sufren un infarto cerebral desarrollan este trastorno.

Pese a que no se ha hecho público cuál es el origen de la afasia que sufre Bruce Willis, «todo indica que se trata de una afasia progresiva», afirma el presidente de los neurólogos españoles. «Es un tipo de demencia. Como su nombre indica, cursa con este problema de incapacidad para expresarse y es de origen degenerativo. Es lo más probable que sufra Bruce Willis», apostilla Lainez.

La afasia progresiva suele aparecer antes que la demencia más conocida, el alzheimer. «Es más precoz que el alzheimer, ya que aparece entre los 55 y 65 años. El que lo sufre pierde el lenguaje y la habilidad cognitiva», explica el neurólogo.

No hay tratamiento

Para confirmar el diagnóstico de afasia los especialistas realizan pruebas de neuroimagen, tanto resonancia como neuroimagen funcional. En los casos de afasia progresiva primaria, al ser por una enfermedad neurodegenerativa, es muy difícil de diagnosticar (la enfermedad y el subtipo), por lo que la valoración puede ser mayor de 3 horas, al margen de las pruebas de neuroimagen.

El tratamiento para la afasia es que el está dirigido a su origen. En el caso de la progresiva que padece el actor, «el único tratamiento es el rehabilitador, para evitar frenar su progresión en todo lo posible. Pero no hay ninguna medicación», explica. «Sea lo que sea lo que provoque este trastorno, produce algún tipo de lesión, temporal o crónica, en el lóbulo frontal, que es donde está el área del lenguaje», asegura el presidente del Servicio de Neurología del Clínico.

Compartir el artículo

stats