Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV medió para pagar la campaña de buzoneo de Unión Valenciana en las elecciones de 2007

El caso Azud revela que el gerente en 2007 del partido encargó el 'mailing' de la formación valencianista que pagó una empresa relacionada con José María Cataluña

Vicente González-Lizondo (izda), candidato a la alcaldía de Valencia por UV en 2007 y el secretario general del partido, Lluís Melero, esperando los resultados de las elecciones 2007 en la sede del partido.. Pablo Casino

El PSPV-PSOE pagó la campaña de buzoneo de Unión Valenciana en las elecciones de 2007, en un estrategia para intentar desgastar las victorias electorales consecutivas que acumulaba el Partido Popular en la Comunitat Valenciana desde 1995, según consta en el sumario del caso Azud.

El abono de la campaña de 'mailing' fueron encargados por el gerente del PSPV-PSOE en 2007, Paco Martínez, al responsable de una empresa, que ha declarado como testigo en la causa. El coste de estos trabajos tuvieron un importe de 102.080 euros. La campaña de 'mailing' fue realizada por la empresa Key, que tuvo que contratar a la mercantil Meydis, que se encargó de "trabajos de cierre manual de sobres".

Aunque la situación más irregular de todo este encargo es que el pago de estos 102.080 euros fueron pagados por la empresa Gigante Edificaciones y Obras, investigada en la causa, al igual que tres de sus propietarios, y a la que se relaciona con el responsable de finanzas del PSPV-PSOE, José Maria Cataluña.

El testigo del caso Azud

El empresario que declaró como testigo en el caso Azud declaró que "una vez efectuados los trabajos, tuve problemas para cobrarlos" por lo que mantuvo "varias conversaciones Paco Martínez, gerente del PSPV-PSOE, quien me comunicó que estos servicios se iban a facturar a la sociedad Gigante Edificaciones y Obras".

El testigo se mostró seguro de "nunca se han encargado trabajos de campaña electoral a Key por parte de Unión Valenciana ni ningún otro partido político que no sea el PSPV a través de su gerente Paco Martínez", en una época en la que el líder y secretario general del PSPV-PSOE que optó a la presidencia de la Generalitat en las elecciones de 2007 era Joan Ignasi Pla.

En la causa consta la factura emitida por la empresa Key SA a la mercantil ubicada en Tomelloso (Ciudad Real), Gigante Edificaciones y Obras SL, que incluye el desglose de los trabajos pagados por mediación de los socialistas para la campaña electoral de Unión Valenciana en 2007 y que consistieron en el servicio de creatividad y confección de folletos, cartas, y sobres publicitarios de las cartas electorales de Unión Valenciana, las papeletas, los sobres electorales para las elecciones autonómicas y municipales de 2007. Trabajos que incluyeron las impresiones y los ensobrados y cuyo coste ascendió a 102.080 euros.

Compartir el artículo

stats