Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

El rastro del dinero de Grau lleva hasta una cuenta de JP Morgan Chase en EE UU

El exvicealcalde, que llegó a cobrar 2 millones de euros en mordidas de la trama del caso Azud, usó a sus dos hijas para disimular el patrimonio que acumuló durante años Otra cuenta abierta en el Citibank también le servía para desviar metálico

Alfonso Grau acude a declarar a los juzgados. GERMÁN CABALLERO

El rastro de los dos millones de euros en comisiones ilegales que los investigadores del caso Azud atribuyen presuntamente al exvicealcalde de València, Alfonso Grau, llega hasta Estados Unidos. Como ayer informó Levante-EMV, los investigadores atribuyen a Alfonso Grau el cobro de dos millones de euros en efectivo y la propiedad de cuatro inmuebles, presuntamente pagados por el empresario Jaime Febrer en compensación por el trato de favor en los negocios urbanísticos desarrollados en la ciudad de València. 

Parte del dinero en metálico habría viajado hasta la ciudad de Milwaukee, en el estado norteamericano de Winsconsin, donde figura abierta una cuenta en el banco JPMorgan Chase a nombre del yerno de Alfonso Grau, casado con una de sus dos hijas, según figura en un oficio de la Guardia Civil incorporado a la causa. 

El papel de la hija de Grau y de su yerno

La documentación requisada a Jaime Febrer y a su entramado de empresas fue providencial para poner sobre la pista del dinero a los investigadores. «La documentación incautada a Jaime Febrer ha permitido conocer cómo el abono de los pagos efectuados a Alfonso Grau se habría canalizado a través de una cuenta abierta a nombre de su hija y de su marido en Estados Unidos». 

En el documento requisado a Jaime Febrer, el empresario alude a que «se trata de la misma cuenta de hace dos años», por lo que sería una de las vías utilizadas por Grau para disimular el cobro de las comisiones «por su participación en adjudicaciones y contrataciones públicas». 

Alfonso Grau, en una imagen de archivo en el Ayuntamiento de València. Efe/Kai Försterling

Igualmente, Alfonso Grau también abrió otra cuenta en el Citibank, a nombre de la hija residente en Estados Unidos, en la que se realizaron «durante años ingresos fraccionados, en días sucesivos, por importes inferiores a 3.000 euros (la cantidad que evita despertar sospechas en las entidades bancarias), de origen desconocido y presuntamente delictivo por los hechos atribuidos a Alfonso Grau, de tal forma que dicho dinero en metálico era enviado a otra cuenta bancaria en Estados Unidos», según relata el Fiscal Anticorrupción del caso Azud en uno de sus informes. 

Compartir el artículo

stats