La Conselleria de Sanidad ha llamado desde el pasado martes hasta esta mañana a 2.981 sanitarios inscritos en las bolsas de trabajo para ocupar una de las más de 5.000 plazas estructurales de plantilla que se van a activar a partir del próximo domingo 1 de mayo y que se crean después de que este sábado cesen los más de 6.000 contratos covid de refuerzo que han estado suplementando las plantillas de centros de salud y hospitales desde hace meses.

Según ha anunciado esta mañana la administración sanitaria, desde que se empezó a contactar con los profesionales el pasado martes y "hasta esta mañana" se había llamado ya para ocupar una de las nuevas plazas a 465 profesionales de Medicina; 1.410 de Enfermería; 50 de Psicología; 433 auxiliares de Enfermería (TCAE); 76 auxiliares administrativos; 32 trabajadores sociales y 192 celadores, entre otras categorías profesionales.

Restarían por contactar, por tanto, algo más de 2.000 personas en bolsa para completar la adjudicación en interinidad de los nuevos puestos.

Desde Sanidad no han confirmado, sin embargo, cuántas personas estarán realmente trabajando el lunes día 2 de mayo ya que, según ha podido saber este diario, los departamentos de salud son los que deciden la fecha de incorporación según la plaza y la incorporación de las 5.000 plazas será escalonada.

Sociedades científicas y sindicatos han criticado que en esta primera fase de creación de plazas no se vayan a "consolidar" la totalidad de los contratos de refuerzo covid y, de hecho, entidades como la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva han anunciado que peligra parte de su trabajo una vez terminen los contratos de apoyo ya que las nuevas plazas creadas en esta especialidad son "insuficientes".

La movilización de estas entidades y las quejas de las gerencias por el reparto de puestos han facilitado que se han hecho ajustes como pasar de 7 a 20 las plazas previstas para médicos intensivistas o aumentar considerablemente las nuevas plazas de Neumología en los hospitales.