Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda

La Generalitat presenta su red de vivienda para poner pisos vacíos en el mercado de alquiler

La Xarxa Lloga'm es un mecanismo voluntario donde los interesados en arrendar pueden poner casas a precios asequibles con ventajas fiscales | Las personas que quieran alquilar pueden inscribirse en cualquier momento y sus ingresos no pueden ser inferiores a 1.150 euros ni superiores a 2.605

El conseller de Vivienda, Héctor Illueca, durante la presentación de la Xarxa Lloga'm Levante-EMV

Un registro de vivienda que comunique oferta y demanda para sacar al mercado del alquiler pisos vacíos a precios asequibles. Es lo que ha presentado este martes el vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Héctor Illueca, bajo el nombre de Xarxa Lloga'm, una herramienta que nace como "un puente que comunica demanda y oferta de vivienda para atender las necesidades de la ciudadanía", según el conseller.

Los interesados en alquilar pueden inscribirse en cualquier momento y los principales requisitos es que no perciban menos de dos veces el IPREM (1.158 euros mensuales) y no superen las 4,5 (2.600).

La red estará compuesta por pisos de empresas interesadas en arrendar a precios asequibles y por inmuebles que lleven vacíos más de un año que los grandes tenedores de vivienda (más de 10 casas) tienen la obligación de comunicar a conselleria cada seis meses.

La herramienta cuenta además con un grupo de agentes inmobiliarios a disposición de las empresas que ayudará a mover las viviendas para ponerlas en alquiler. Esta red es uno de los mecanismos previstos en el decreto 130/2021 del pasado uno de octubre de aprobación del reglamento para la movilización de viviendas vacías y deshabitadas.

Para Illueca se trata de una herramienta que “estimula la captación de viviendas que se puedan alquilar a precios asequibles y regulados, que no dependan de la anchura del bolsillo de cada cual, sino adecuados al nivel de ingresos de las personas”. El decreto busca “reforzar la idea de que una casa vacía era una oportunidad perdida para garantizar el derecho a la vivienda” y se complementa con otras líneas de actuación de Vivienda como la Bolsa Habita, el registro de viviendas vacías y el programa de alquiler solidario de viviendas.

La directora general de emergencia habitacional, Pura Peris. Levante-EMV

Red de agentes inmobiliarios

Para facilitar la colocación de las viviendas, el instrumento contará con una red de agentes "con acreditada formación, experiencia y un establecimiento abierto al público que resulte accesible y adecuado para atender a la ciudadanía". 

El personal informará de las ventajas y objetivos de la xarxa, tramitarán las ayudas públicas que puedan corresponder, captarán viviendas para su oferta a precios asequibles, actuarán como intermediarios en la formalización de los contratos de arrendamiento, harán un seguimiento del buen uso del inmuebles y también una vez finalizado el contrato", según explican fuentes de Vivienda.

A esta red también se incorporarán viviendas de los grandes tenedores (aquellos con más de diez inmuebles), quienes cada seis meses deben comunicar a la Conselleria las viviendas deshabitadas de las que disponen. Para que una vivienda se considere deshabitada debe estar vacía más de un año. Pese a esto, los grandes tenedores que ofrezcan viviendas deshabitadas a la Generalitat o cualquier otra administración pública, podrán beneficiarse de exenciones o bonificaciones fiscales.

Inscripción en la web

Para acceder a la Xarxa Lloga´m se ha creado la web www.xarxallogam.es , donde deberán inscribirse las viviendas, indicando ubicación, características, fotografías, rentas máximas, gastos y contacto del agente inmobiliario. Las personas interesadas en arrendar deberán inscribirse en esa web como solicitantes de vivienda. Esa inscripción se realizará telemáticamente o a través del agente inmobiliario que gestione la vivienda de su interés.

Las viviendas serán adjudicadas por el agente colaborador por orden de las solicitudes y previa comprobación de que las personas propuestas reúnen los requisitos y que el alquiler no supera el 30 % de sus ingresos brutos anuales.

Para incentivar a los particulares a ofrecer sus inmuebles, la Generalitat ofrece una serie de beneficios como la contratación de las pólizas de seguro que garanticen a las personas arrendadoras el cobro de las rentas, la defensa jurídica en relación con la vivienda arrendada y la reparación de desperfectos derivados de los daños que no sean consecuencia del deterioro por el uso o el paso del tiempo.

Compartir el artículo

stats