Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 6.500 hectáreas valencianas de cultivo afectadas por granizo

El cultivo más afectado por la piedra caída es el de la uva de vinificación

Fuerte granizada en Ayora

Fuerte granizada en Ayora Jorge Catalán @jorge_catalan

Para ver este vídeo suscríbete a Levante-EMV o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Fuerte granizada en Ayora S. Castillejo

La Unió de Llauradors ha informado este martes de que, tras una primera evaluación, las recientes tormentas de pedrisco han afectado a más de 6.500 hectáreas de cultivo en las provincias de Valencia y Alicante, sobre todo en las comarcas de la Costera (Font de la Figuera) y la Vall d'Albaida (Fontanars) en la primera y en el Alto Vinalopó (Villena, Beneixama y Camp de Mirra) en el caso de la segunda.

También se observan daños en las localidades de Montaverner y Alfarrasí en la Vall d'Albaida, el Comtat (Cocentaina y Muro) o l'Alcoià (Banyeres). Otras zonas afectadas son la comarca de Utiel-Requena, fundamentalmente en la localidad de Camporrobles.

El cultivo más afectado por la piedra caída ayer es el de la uva de vinificación con el 35 % de los daños, seguido por el olivar con el 29 %, el almendro con el 21 %, cereales con el 13 % y ya con cantidades bastante más bajas la fruta de verano (cerezas, albaricoques, melocotón, ciruelos) o caqui.

Aparte de estos daños directos existe preocupación porque las lluvias persistentes impiden las tareas de recolección de algunas producciones y también las tareas agrícolas diarias en el campo, ha informado La Unió en un comunicado.

"Las lluvias persistentes, las heladas y, ahora el pedrisco, dejan una elevada cifra de pérdidas en poco más de dos meses que habría que compensar por parte de las Administraciones", agregan.

La Unió ya estimó la cifra de pérdidas por las lluvias persistentes y heladas en más de 61 millones de euros y ahora con este nuevo episodio de tormentas con pedrisco advierte de que "la suma resultará mucho más elevada".

Por ello, se reclaman ayudas directas, reparto gratuito de producto fungicida cicatrizante, reducciones fiscales, la condonación del IBI de las parcelas cultivadas y construcciones presentes en ellas, la bonificación de las cuotas de la Seguridad Social durante un año, el establecimiento de préstamos con interés subvencionado y también una serie de actuaciones y ayudas para las cooperativas comercializadoras afectadas. 

Compartir el artículo

stats