El que será hasta este viernes síndic socialista en las Corts, Manolo Mata, ha evitado este miércoles despedirse con una intervención desde la tribuna en la que ha sido su última sesión plenaria en el parlamento valenciano. 

Captura del canal parlamentario con los diputados del Botànic puestos en pie y Mata sentado al fondo

Otros síndics dimisionarios, se recuerda especialmente a Fran Ferri, de Compromís, o a la exportavoz popular Isabel Bonig, sí se despidieron de la cámara en intervenciones muy emocionadas.

Mata ha dicho esta mañana a los periodistas que es muy llorón y que no quiere verse para los restos en videos en ese trance, así que ha evitado entrar en el hemiciclo hasta la votación de la tarde. 

Rober Solsona

Ha asegurado que se despediría de la gente a la que estima, pero que hacerlo desde la tribuna le suponía cierta amargura porque también había personas de las que prefería no despedirse.

Por la mañana si lo ha hecho de sus compañeros de grupo en una reunión interna en la que, según dijo, consiguió que no le brotaran las lágrimas.

Por la tarde, antes de la votación de los puntos del orden del día, el presidente de las Corts, Enric Morera, ha agradecido los años de dedicación del dirigente socialista a la actividad parlamentaria.

Morera ha dicho que los valencianos están en deuda con el síndic socialista por los muchos consensos que ha logrado. Le ha deseado suerte en lo personal y los diputados del Botànic se han puesto en pie. Mata ha hecho entonces un gesto con las manos como pidiendo que el homenaje ya no fuera a más y ha declinado intervenir como le ofrecía Morera.

La mayoría de diputados del PP y Ciudadanos ha aplaudido también al síndic socialista que se marcha tras siete años como portavoz parlamentario aunque seguirá como vicesecretario de los socialistas.

 .