El president de la Generalitat y secretario general del PSPV-PSOE, Ximo Puig, ha asegurado hoy que “tenemos una oportunidad histórica para garantizar el bienestar y el futuro porque, en estos momentos, el futuro es el sol, el viento y la capacidad de energías limpias”. Así se ha manifestado el president durante la clausura de las I Jornadas de Transición Ecológica organizadas por el PSOE y Juventudes Socialistas de España (JSE) que han tenido lugar esta mañana en València en el antiguo cauce del río Turia. “Los socialistas llevamos el ecologismo en las venas, viene en nuestro ADN” ha recordado Puig y, ha añadido que “el ecologismo es cambiar de verdad cómo se produce la energía y, para ello, es necesario acordar, pactar y dialogar porque para transformar hay que gobernar”.

Durante el acto, que ha contado con la presencia del secretario general de JSE, Víctor Camino; el secretario de Transición Ecológica del PSOE, Marc Pons, y la vicealcaldesa de València y secretaria general del PSPV-PSOE de la ciudad, Sandra Gómez, Puig ha señalado que “tenemos que ser conscientes de la urgencia y la importancia de tener cuantas más fotovoltaicas y cuantos más parques eólicos mejor” y ha apuntado que “en esto no se puede ser equidistante: el objetivo es garantizar que cada vez haya menos combustible fósil y la ambición no solo es cumplir en 2030 los objetivos sino ir más allá para tener la energía suficiente”.

Las declaraciones de Puig llegan en plena polémica sobre la instalación de fotovoltaicas en el territorio valenciano, ya que la postra de su socio en el Consell, Compromís, dista de los socialistas.

Ante esto, ha señalado que el PSPV-PSOE es “el partido de la responsabilidad, el partido progresista que quiere salvar el planeta y también a la gente, porque no queremos hacer incompatible el ecologismo, la sostenibilidad y el crecimiento”. Para Puig, “es posible el crecimiento sostenible” pero ha advertido de que “no hacer nada no es una opción”. “Tenemos la oportunidad de conseguir un Estado del Bienestar más potente, más de lo que jamás hubiéramos podido imaginar porque la energía es fundamental, es la que capilariza todos los sectores económicos y las posibilidades de conseguir un modelo social europeo potente”.

Por último, en las jornadas de las juventudes socialistas, Puig ha animado a los jóvenes a “cambiar las cosas” y ha señalado que ellos “son el halo de esperanza para que el futuro sea verde pero también rojo de igualdad y empleo”.