La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, ha intentado esta mañana rebajar la tensión de los últimos días con la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra. Bravo dijo el pasado martes en una entrevista en la Cope que ante una situación en la que se compromete la credibilidad de la institución a la que representa, ella se plantearía dimitir. Pero este jueves ha tratado de reconducir lo dicho después de la espiral de declaraciones y mensajes en redes sociales de cargos de Compromís contra ella.

Bravo asegura ahora que ella no ha pedido la dimisión de la vicepresidenta y que no le ha dirigido ningún mensaje. Pero las tiranteces son notorias y vienen e antiguo. Bravo también se ha quejado de las declaraciones machistas que destilan algunos comentarios de cargos de Compromís. La titular de Justicia no lo ha señalado, pero uno de los comentarios a los que se refiere es al realizado por el senador Carles Mulet.

Bravo ha asegurado este jueves que no hizo ninguna manifestación sobre Oltra: "Manifesté una opinión personal ante la posibilidad de una imputación y de comprometer la credibilidad de la institución".

"Ante esa posible situación, mi opinión personal, sin dirigir ningún mensaje a nadie, dije que me lo plantearía. Como mínimo me lo tendré que plantear, porque estoy representando a una institución a la que debo proteger. Ni mandé ningún mensaje a una compañera de Gobierno ni dije que Oltra tuviese que dimitir", ha insistido.

"Si tiran de hemeroteca, en toda mi trayectoria profesional cuando se me ha preguntado por situaciones así, de cualquier personaje político, he dicho lo mismo, que es importante para la salud democrática distinguir entre responsabilidades penales y políticas", ha agregado.

Por otra parte, ha lamentado que, tras hacer uso de su derecho a la libertad de expresión y opinión, "que son derechos fundamentales medulares" -ha subrayado-, "haya sido objeto de críticas masivas, en algunos aspectos con sesgos machistas".

"Respeto las opiniones de Ribó y del resto de quienes han hecho manifestaciones en mi contra, creo que tienen derecho a expresarse, pero lamento haber sido objeto de críticas con ese sesgo machista. Viniendo de partidos de izquierda me parecen bastante intolerables".

Dirigentes como el alcalde de València, Joan Ribó, o la secretaria general de Més y coportavoz de Compromís, Águeda Micó realizaron declaraciones muy críticas hacia la consellera de Justicia

Dirigentes como el alcalde de València, Joan Ribó, o la secretaria general de Més y coportavoz de Compromís, Águeda Micó realizaron declaraciones muy críticas hacia la consellera de Justicia.

El alcalde dijo que si tuviera que poner un ejemplo de lealtad institucional no sería el de Gabriela Bravo y Micó aseguró el miércoles que son unas palabras "desafortunadas y totalmente impropias" de una compañera de gobierno y que "incluso tienen un tono electoralista".

El 'president' de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, se limitó a señalar que es una opinión personal de Bravo y no "un mensaje a nadie".