Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vivienda

Illueca suma los apoyos de Asturias, Navarra y Euskadi para pedir al Gobierno los pisos de la Sareb

El vicepresidente segundo finaliza su primera ronda de contactos en busca de un "pacto autonómico" para reclamar la gestión de las viviendas del banco malo - La próxima ronda será en Cataluña, Aragón y Baleares

Héctor Illueca, durante la presentación de la convocatoria de ayudas a la rehabilitación de barrios valencianos. GVA

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Héctor Illueca, sigue presionando para que el Gobierno entregue los pisos de la Sareb a las autonomías. Desde hace más de un mes no para de moverse para buscar apoyos.

Empezó con las entidades sociales, sindicatos y patronal valenciana, y ha continuado con los gobiernos de Euskadi, Navarra y Asturias esta semana. Es una primera ronda de contactos en busca de un "pacto autonómico" para que los territorios gestionen directamente los pisos de la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), después de que el estado haya asumido la mayoría de las acciones del banco malo.

La Sareb en la Comunitat Valenciana tiene 8.530 viviendas, 2.438 inmuebles terciarios (como participaciones en la propiedad de hoteles, por ejemplo), 4.884 viviendas en construcción y 6.819 solares para empezar a construir, según datos de la propia empresa. Además de todo esto, el banco malo posee 8.395 anexos, como trasteros o plazas de garaje. En total, unas 31.000 propiedades. El parque público de vivienda valenciano cuenta con unas 15.000 viviendas, con lo que las 8.530 de la Sareb supondrían un aumento considerable.

La primera reunión de Illueca tuvo lugar este martes con el vicepresidente segundo y consejero de Vivienda de Navarra, José María Aierdi, el miércoles visitó a su homónimo en Euskadi, Iñaki Arriola, y hoy se ha reunido con la consejera de Derechos Sociales y Bienestar de Asturias, Melania Álvarez. Con los tres ha destacado la "buena sintonía" en su propuesta para que las viviendas del banco malo pasen al parque público de pisos de las administraciones autonómicas.

De las tres reuniones se destaca que coinciden en la necesidad de sacar adelante un pacto autonómico. "Compartimos que es una necesidad que las viviendas tienen que ser incorporadas al parque público y transferidas a las comunidades autónomas para ponerlas al servicio de la sociedad y del derecho a la vivienda", ha explicado el vicepresidente.

Illueca ya se reunió con el secretario general del Tesoro, Carlos Cuerpo, el pasado 6 de abril, en una reunión en la que le trasladó su petición. Vivienda tiene planeado una segunda ronda de contactos próximamente para seguir recabando apoyos en este sentido, en la que se reunirán con responsables políticos de Cataluña, Aragón y Baleares.

El conseller de Vivienda ya manifestó su intención de gestionar las viviendas de la Sareb ya que "paliarían sobradamente el número de demandantes de vivienda que hay en el registro de la Generalitat ahora mismo". Se trata de 4.300 familias a la espera de una vivienda pública frente a los 8.530 pisos de la Sareb en la C. Valenciana. Aunque prácticamente duplica la demanda, solo la paliaría si la mayoría de estas viviendas de la entidad se encontraran deshabitadas.

Cientos de viviendas cedidas

La realidad es que la impronta del Estado comienza a notarse en la Sareb, y el ente público anunció ayer que prepara un plan para ayudar a familias vulnerables y desahuciar a okupas reincidentes. El objetivo es regularizar la situación de los habitantes de unas 10.000 viviendas. La entidad desconoce cuántas de estas familias pertenecen a la C.Valenciana. Además de esto, la entidad ha puesto a disposición del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, 900 casas para acoger a refugiados ucranianos, de las que un cuarto están en territorio valenciano.

En estos momentos la Sareb tiene cedidas 30 viviendas a la Generalitat Valenciana en régimen de colaboración. A los ayuntamientos les ha prestado 123 viviendas, siendo los consistorios que más tienen Gandía y Sagunto, con 25 cada uno. La C. Valenciana también es la que más vivienda ha comprado a la Sareb de toda España. En total la Generalitat ha adquirido 113 casas al ente (ahora) público, a las que hay que sumar 14 compradas por el ayuntamiento de Gandía y 6 por el de la Pobla de Vallbona. Unas 136 viviendas en total, según datos de la propia Sareb.

Compartir el artículo

stats