Cáritas Valencia ha acompañado durante 2021 a 5.307 personas a través de sus programas de acogida, familia, infancia, adolescencia y mujer. Los atendidos son miembros de familias en situaciones de dificultad o riesgo de exclusión social, según ha informado la entidad en un comunicado.

Asimismo, ha detallado que todos ellos recibieron "apoyo integral" en materia de acceso a derechos fundamentales como vivienda, formación, empleo, desarrollo personal o apoyo social. Estas personas fueron atendidas desde los programas que forman parte del Área de Intervención familiar y en toda la diócesis de Valencia a través de algunos proyectos de las Cáritas parroquiales.

En concreto, el Programa de Acogida de Cáritas Valencia atendió durante el pasado año a 3.884 personas en un servicio complementario a la acogida que realizan las 429 Cáritas parroquiales de la diócesis.

Asimismo, el Programa de Intervención Familiar en el Hogar realizó un trabajo integral con 44 personas ubicadas, de manera temporal, en las viviendas que la entidad tiene destinadas a este fin. De ellas, 18 eran menores de edad.

Por otro lado, el Programa de Familia, Infancia, Adolescencia y Mujer, que coordina 43 proyectos destinados a la atención integral de las familias y especialmente de mujeres y menores en riesgo de exclusión social, atendió a 556 personas adultas y 743 menores de edad en 2021.

Estos proyectos de familia e infancia trabajan en red en la diócesis y están situados en diferentes barrios de la capital valenciana, así como en 21 localidades de las provincias de Valencia y Alicante integradas en la diócesis de Valencia.

En este caso, 31 niños y adolescentes fueron acompañados desde el Centro de Día Manantial, concertado con la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat, al igual que el Hogar Mare de Déu dels Desemparats i dels Innocents, que el año pasado acompañó a 42 menores de edad.

Por otro lado, Cáritas Valencia ha apuntado que con motivo de la celebración del Día Internacional de las Familias, que se conmemora el próximo domingo, ha organizado un encuentro para el 21 de mayo en el que reunirá a más de 200 personas participantes en los programas de Intervención Familiar en el Hogar y de los Proyectos de Familia, Infancia, Adolescencia y Mujer de toda la diócesis.

La cita tendrá lugar en las Escuelas San José-Jesuitas de València e incluirá actuaciones, talleres deportivos y creativos, así como un almuerzo compartido y un gesto final de despedida.

"Mínima estabilidad"

Cáritas Valencia ha señalado que, según el último Informe Foessa Comunitat Valenciana, en la actualidad hay más de 185.000 núcleos familiares de este territorio donde todas las personas activas están en paro. Asimismo, ha resaltado que "a pesar del aumento de la protección social no se ha logrado compensar esta situación, por lo que 76.000 familias carecen de algún tipo de ingreso periódico que permita una mínima estabilidad".

El director de Cáritas Valencia, Ignacio Grande, ha recordado a las administraciones públicas la necesidad "de articular políticas favorables para las familias que beneficien a todas las personas, especialmente, a aquellas que atraviesan situaciones de mayor dificultad por no poder acceder a un empleo digno y estable".

Familias ucranianas

La entidad ha hablado también de la acogida de familias desplazadas por la guerra en Ucrania y ha precisado que se volcado en la acogida y el acompañamiento de un total 24. Se trata de familias que, después de pasar unas semanas en el centro de acogida provisional situado en un antiguo monasterio de la localidad de Torrent, se han instalado de forma más estable en viviendas unifamiliares.

En la actualidad, 101 personas se encuentran en la ciudad de València y en 15 localidades de la diócesis, en viviendas de Cáritas o en otras cedidas por parroquias o miembros de las comunidades parroquiales.

En estos casos son los voluntarios de Cáritas quienes acompañan a las familias en su proceso de integración para facilitar la regularización de su situación, el acceso a la escolarización de los menores de edad (un total de 39 niños y adolescentes), su asistencia a clases de castellano o el conocimiento de los recursos disponibles en su entorno más cercano, ha detallado la organización.