Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Xúquer Viu alerta de que la cesión de agua a Almería degradará más el río

El grupo ambientalista ve «inaceptable» la propuesta de la Acequia Real de derivar 10 hm3 anuales al campo andaluz y cuyos ingresos le permitirían sufragar las obras de modernización del regadío

Xúquer Viu alerta de que la cesión de agua a Almería degradará más el río

La posible cesión de agua a Almería por parte de la Acequia Real del Júcar se ha topado con una frontal oposición por parte del colectivo ambientalista Xúquer Viu, quien la considera poco menos «como un trasvase». Algo «inaceptable», inciden, «en un contexto de sobreexplotación del río».

«Según el Plan Hidrológico, el sistema Júcar tiene en la actualidad un déficit de 250 hm³/año para atender derechos de agua», apuntan y aluden a otro apartado que apunta «a la fuerte disminución de recursos que se prevé como consecuencia del cambio climático, que supondrá un déficit de más de 300 hm³/año».

La operación, aún en fase de estudio como avanzaba en su edición de ayer Levante-EMV, implicaría el envío de 10hm3 de agua al año para los cultivos almerienses, amenazados por la grave sequía que afecta a la cuenca del Guadalquivir. La cuestión la planteará la comunidad de regantes en su Junta General del 26 de mayo, que en todo momento ha insistido en que se trataría de algo temporal, para un año, aunque este periódico hablaba de cinco años.

El precio del metro cúbico se situaría entre 0,27 y 0,30 euros por lo que la ARJ podría recabar unos tres millones por anualidad. Dichos ingresos le permitirían abordar las obras de modernización del regadío, que deberían estar finalizadas hace casi dos décadas. El nuevo convenio con la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias SA obliga a cubrir aquella parte a la que no alcanzan los fondos europeos. Una cifra que supera los 14 millones.

Críticas a la confederación

La intención de los regantes ha soliviantado a Xúquer Viu, que considera tal posibilidad como «insultante» cuando el plan de cuenca de la CHJ «no ha resuelto, sino que ha agravado la sobreexplotación del acuífero de la Mancha Oriental, que es el principal responsable del declive del Júcar en las últimas décadas».

«En lugar de limitar las extracciones y poner en marcha un plan para su recuperación, la Confederación Hidrográfica del Júcar ha optado para mantener y ampliar las asignaciones que superan la recarga natural, estableciendo nuevas reservas insostenibles para el regadío», desgranan. «Cada nueva agresión supone un paso más en la degradación del río», insisten.

El grupo conservacionista es muy crítico con los responsables de la Acequia Real «por usar unos derechos de aguas de dominio público con unas finalidades de riego para comerciar con ellas como si fuera una propiedad privada». «Si les sobra ese agua que se destine a finalidades ambientales, en el río y a l’Albufera que falta hace», opinan. Punto en el que reiteran sus objeciones al Plan Hidrológico 2022-2027 que aún ha de refrendar el Consejo de Ministros, por entender que los caudales ecológicos fijados son «insuficientes».

«Las modificaciones propuestas no llegan a compensar la pérdida de caudales por la modernización de regadíos. Especialmente preocupante es la situación del caudal en los tramos de Antella, Sueca, Cullera y la desembocadura, llegando a ser de solo 0’5 m³/sg en los últimos 4 km de río, el 1% del que lleva el río en régimen natural», defienden. «Lo que se quieren llevar supone el 75 % del caudal ecológico del estuario», reafirman, apuntando a la CHJ y la Conselleria de Agricultura y Transición Ecológica.

De ahí que no duden en reclamar dimisiones a los responsables si se culmina la cesión, algo que en todo caso habrá de autorizar la Dirección General del Agua. Xúquer Viu exige explicaciones a la ministra Teresa Ribera, así como el pronunciamiento de la consellera Mireia Mollà. «Hacemos un llamamiento a la sociedad valenciana para la defensa del río y de l’Albufera», enfatizan.

El Consell no considera el envío como un trasvase

Roger Llanes, secretario autonómico de Agricultura, matizó ayer que el posible envío de agua a Almería de la Acequia Real no se trata de un trasvase, y que el agua partiría del sistema Júcar para ayudar a una zona con problemas de abastecimiento. Desde la Junta Central del Trasvase Júcar-Vinalopó insistieron en que «en la vida se nos ocurriría en Alicante poner pegas a que Almería reciba agua del Júcar o de donde sea, pero es curioso que escatimen agua y luego se vaya a vender a Almería». «Los sobrantes y la modernización de los regadíos de la Acequia Real siempre se vincularon al trasvase Júcar-Vinalopó, pero nos los niegan y se van a Almería», subrayó Ángel Urbina, su portavoz.

Compartir el artículo

stats