La empresa valenciana COMET Ingeniería participa en un "ambicioso" proyecto en colaboración con la Agencia Espacial Europea (ESA) para el que ha desarrollado una innovadora estructura espacial autodesplegable que se espera que esté orbitando a lo largo del año 2023.

La empresa, que celebra este domingo 15 de mayo su 15º aniversario, se sitúa con ello "a la vanguardia del sector espacial" gracias a su innovador desarrollo de estructuras y componentes de última generación para misiones de observación de la tierra y comunicaciones, con lo que ha logrado prestaciones "realmente excepcionales", ha destacado la compañía en un comunicado.

A pesar de que comenzó como un pequeño estudio formado por seis ingenieros especializados en cálculo de estructuras, en la actualidad la compañía desarrolla otras disciplinas como diseño y fabricación de estructuras especiales a medida y cuenta con una plantilla de más de 20 trabajadores.

Así, ha conseguido posicionarse en el sector de la ingeniería espacial y aeronáutica, entre otros, hasta el punto de trabajar con la Agencia Espacial Europea (ESA), la multinacional europea Airbus, Boeing (EEUU), Bombardier (Canadá) o Embraer (Brasil). Detrás de ello, "mucha vocación" y una gran cualificación y especialización de su equipo.

Desde su nacimiento, COMET Ingeniería ha enfocado su I+D en la creación de productos con los que anticiparse, incluso, a las necesidades de sus clientes. En el terreno de la aviación, por ejemplo, es la responsable de la creación y desarrollo de exclusivos sistemas que permiten mejorar la eficiencia aerodinámica de los aviones gracias a su capacidad para cambiar de forma.

Destaca también su participación en el cálculo y diseño de componentes como fuselajes, estructuras de alas, trenes de aterrizaje o estabilizadores. Además, desarrolla estructuras y componentes de última generación para misiones de observación de la tierra y comunicaciones, con las que alcanza prestaciones "realmente excepcionales".

La empresa cuenta con un Sistema de Gestión de Calidad certificado según las normas UNE-EN ISO 9001 y EN 9100 y basa su línea de trabajo en tres pilares que son la plena satisfacción de sus clientes, el pleno compromiso con sus trabajadores y la mejora continua, lo que requiere una "revisión constante de sus sistemas de trabajo y necesidades para seguir mejorando".

Los ingenieros de COMET han participado en más de 40 proyectos espaciales, aportando su know-how en muchas de las misiones, lanzadores, satélites, lanzados por la industria europea. Entre otros proyectos han trabajado en Ariane V, Vega, Soyuz, ATV, IXV, ASAP y VESPA. Y en misiones como Alphabus, Seosat, Gaia, Elsa, Proba-3, Grace-FO, Euclid, Metop, Hispasat 1E y Cheops.