Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

El primer mes sin mascarillas sube un 43 % la incidencia pero solo un 14 % los hospitalizados

El ministerio anuncia un cambio de tendencia y una estabilización general en los contagios | En estas cuatro semanas se han notificado 150 muertes más por covid-19

Usuarios en la puerta de Urgencias del hospital La Fe. P. Calabuig

El rebote de casos se esperaba, y ha sucedido, pero el impacto en los hospitales de retirar la mascarilla en interiores ha sido más atenuado de lo que se temía en un primer momento, aunque el peaje sigue ahí en consumo de recursos sanitarios, trabajo en Urgencias, UCI o Atención Primaria y, por supuesto, muertes.

Es el balance, a grandes rasgos, de cómo ha evolucionado la pandemia de coronavirus en la Comunitat Valenciana en el último mes en el que los españoles han podido prescindir del tapabocas (y con ello exponerse al contagio de forma directa) salvo en medios de transporte públicos, centros sanitarios o residencias.

La Conselleria de Sanidad daba ayer los últimos datos de situación de la covid-19 con 5.896 casos detectados desde el martes, de los que 2.374 eran de mayores de 60 años, colectivo al que sí o sí, junto al de personas vulnerables se le sigue haciendo prueba de detección PCR y seguimiento en el caso de una infección.

Enfrentándolos a los de hace un mes, justo cuando entró en vigor la retirada de las mascarillas, se ve que en estas cuatro semanas la incidencia de nuevos contagios entre los mayores ha aumentado en más de 200 puntos, un 43 % con respecto al 19 de abril pero la cifra de hospitalizados lo ha hecho en un 14 % aunque con un último repunte en esta última semana: hace un mes se registraban 667 personas hospitalizadas por la covid, mientras que ayer Sanidad notificaba 760. En las unidades de críticos, la situación está siendo más cambiante pero con los datos de este viernes, su ocupación ha subido en un 32 % en el último mes aunque hace solo una semana, las cifras eran similares a las de mediados de abril.

Aunque buena parte de los expertos abogaban por tener más controlada la circulación del coronavirus antes de retirar las mascarillas, confiaban que la inmunidad conseguida en estos meses (ya sea artificialmente a través de la vacuna o de forma natural tras el boom de contagios leves que trajo consigo ómicron) fuera suficiente para que esta nueva ola, la séptima, no fuera demasiado gravosa en los hospitales.

Estabilización en todas las comunidades

La tendencia, en estos momentos, parece que está cambiando. Así lo anunció el jueves el Ministerio de Sanidad tras la reunión de la Comisión de Salud Pública. "Tanto los datos de IA mayores de 60 años, como los indicadores de hospitalización convencional y UCI de las comunidades, coinciden en su estabilización de manera generalizada", apuntaban. Ayer se pudo ver en las tasas de la C. Valenciana que han bajado: en mayores de 60 años la incidencia es de 702 casos por cada 100.000 habitantes, por debajo del martes. En todas las franjas de edad, la incidencia de casos da un frenazo.

El impacto en hospitales está siendo "controlado" pero aún así el aumento de contagios ha generado problemas en los servicios de Urgencias, de Medicina Interna o en la propia Atención Primaria, ya que el repunte ha coincidido con el final de los 6.000 contratos de refuerzo covid. Esta salida de personal y de aumento de la presión asistencial por la covid (añadida a la que hay ya por todo tipo de patologías) ha generado en estas semanas problemas en varios centros que, normalmente en estas fechas, no solían registrar incidencias de este tipo a estas alturas de año.

Habrá que esperar para ver si el cambio de tendencia se confirma y si la presión en hospitales, sobre todo en UCI, se relaja o si, por contra, el convivir con este nivel de enfermos covid va a ser la norma a partir de ahora.

150 muertes desde la retirada de los tapabocas

El peaje que sigue ahí es el de muertes. Son esos decesos por covid que los expertos apuntaban que iban a tener que "normalizarse" si se pretendía 'gripalizar' la enfermedad, porque también con gripe hay muertes todos los años.

Sanidad notificó ayer otros 19 muertos, 16 de los últimos 7 días, dos de abril y uno de febrero. Se trata de 8 mujeres, de entre 67 y 98 años, y 11 hombres de 68 a 97 años. Con ellos, se han notificado 33 muertes por covid esta semana y la cifra global de muertes "oficiales" en pandemia sube a 9.378. Desde la retirada de las mascarillas, se han notificado 150 muertes por covid.

Compartir el artículo

stats