Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Compromís abre la carrera electoral con su propuesta para el Puerto

Ribó pide un fondo de compensación a la APV del 5 % de sus ingresos

Ribó, Oltra y Baldoví presentan el proyecto de Compromís ‘Un Port per al Futur’, ayer. | JORGE GIL/EUROPA PRESS

Las urnas ya se ven, todavía lejos, pero ahí están, a un año y una semana vista. Y lo saben los partidos. Y lo sabe, por supuesto, Compromís. La imagen que mostró ayer en el Tinglado 2 de la Marina de València, con Mónica Oltra, Joan Baldoví y Joan Ribó en el escenario ante más de un centenar de personas poco se diferencia de la de un mitin. Y por redondearlo, el leitmotiv del acto fue algo que llena las campañas: una propuesta. Y no sobre cualquier tema.

Compromís alzó ayer la bandera contra la ampliación del Puerto de València, un asunto que le diferencia claramente del PSPV y que le lleva a competir directamente con Unides Podem. Y lo hizo con el giro que reivindicaron en 2015 cuando estando en la oposición aspiraban a gobernar: pasar de la protesta a la propuesta, del no a la ampliación a señalar un camino alternativo.

Lo hicieron, además, los referentes del partido en tres instituciones clave y de las que podrían ser los cabezas de cartel: el Ayuntamiento de València, la Generalitat y el Congreso. Sobre su propuesta, explicaron, supondría esmantelar los diques de la ampliación norte y requeriría de 700 millones de euros de inversión pública y alrededor de 300 millones de la iniciativa privada tendría un impacto económico superior a 1.600 millones de euros, con la creación potencial de 48.000 puestos de trabajo.

Entre los planteamientos concretos está la de reclamar al Puerto de València un fondo de compensación económico del 5% de sus ingresos —que hoy estaría en torno a unos 10 millones, precisó Ribó— para destinar a los barrios marítimos más afectados de los efectos negativos de esta infraestructura sobre la ciudad. Es una de las medidas que se sumarían a las 18 propuestas sobre las actuaciones urbanísticas que afectarían al área portuaria.

Entre estas está la recuperación de la escalera real, alargar la L-10 de Metrovalencia hasta dentro del propio puerto, la mejora de la infraestructura ciclista, la activar los Tinglados 4 y 5 así como las naves de Unión Naval de Levante para usos sociales y culturales; abrir una nueva terminal de pasajeros, automatizar de las dos terminales con una apuesta por la digitalización, habilitar el parque de desembocadua, el parque sur de Natzaret y revertir la ZAL así como un programa de regeneración de las playas del Saler.

Todo ello, insistieron, sin una ampliación norte, en el centro de la polémica en el Botànic. Así, Oltra subrayó que suponen los «mismos puestos de trabajo poner hormigón que quitarlo» y remarcó: «Ni DIA (por Declaración de Impacto Ambiental) ni la tía, no lo vamos a hacer, no tiene ningún 'trellat'».

Compartir el artículo

stats