Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Buena presentación de la comida y cuidado de la salud emocional

El texto hace hincapié en tener en cuenta los gustos de los usuarios y el producto de proximidad

El nuevo decreto de tipologías que sustituye a más de 15 normas trae novedades importantes en cuanto a la nutrición de los usuarios de residencias o de centros de día. La primera es garantizar «tanto la salud física como la emocional», además de la ambiental, y añade la posibilidad «de elección de platos, alimentos y bebidas por las personas usuarias en todas las ingestas diarias».

En el decreto se especifica que se ha de garantizar «una presentación atractiva» de los platos, y tener en cuenta los gustos preferencias y criterios socioculturales e ideológicos de las personas usuarias, además de consumir alimentos de proximidad y limitar los ultraprocesados» y adaptarse a la época del año.

El texto que prepara igualdad también introduce aspectos nuevos en el cuidado de los internos de las residencias. Entre ellos destaca la atención «para el cuidado estético y de la imagen de las personas residentes». También regula las movilizaciones y desplazamientos y especifica que «se apoyará con las medidas técnicas y humanas necesarias a aquellas personas usuarias que precisen de ayuda para las actividades de la vida diaria».

La atención social se dará en tres niveles: individual, grupal y comunitaria. La individual incluye la acogida y adaptación al centro de la persona, mientras que la grupal se enfoca en su encaje con el grupo de usuarios con quien comparte espacio, y la comunitaria con todo el sistema de servicios sociales y los recursos que pueda reclamar.

Compartir el artículo

stats