Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Botànic choca con la propuesta de convertir el IVF en banco público

La propuesta se considera poco realista por parte del socio mayoritario

Sede del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en la plaza de Nápoles y Sicilia, en València. | G.CABALLERO

Las posibilidades de desarrollo de una banca pública valenciana hasta convertir al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en una entidad generalista a la que pueda acudir el conjunto de la ciudadanía valenciana sitúa a los partidos del Botànic casi en posiciones que están en las antípodas.

El grupo parlamentario de Compromís ha registrado en las Corts una proposición no de ley en la que insta al Consell a solicitar al Banco de España que elabore la documentación necesaria para pedir al Banco Central Europeo ficha bancaria para el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

De esta forma, la coalición cree que se podría reforzar el papel del IVF como dinamizador de la economía valenciana y que su oferta de servicios bancarios estaría al alcance de todos los ciudadanos.

La síndica adjunta, Aitana Mas, asegura que su impacto económico sería mayor si se amplía su marco de actuación con una figura que permita llegar al conjunto de la ciudadanía, en un contexto en el que ven que la banca privada ha dado la espalda a miles de personas, los más necesitados.

Unides Podem también ha defendido una posición similar en el ámbito autonómico y en el estatal ya que la formación morada propuso, aunque sin éxito, convertir al ICO en un banca pública.

No puede tener ficha bancaria

Pero fuentes socialistas en el Consell consideran que un banco «de inversión» como es el IVF no puede funcionar como una entidad generalista abierta a toda la ciudadanía y añaden que es muy complicado o prácticamente imposible que pueda disponer de una ficha bancaria propia para operar como una entidad del sector privado, aunque también remarcan que para la actividad que debe realizar no es necesaria. Inciden en que la propuesta del socio resulta poco realista y señalan que la Administración está para apoyar el cambio productivo y a las empresas tecnológicas o con capacidad para contribuir a ese nuevo modelo económico o, por ejemplo, para dar apoyo a las entidades del tercer sector. Pero la perspectiva no puede ser un banco generalista que se ponga a dar hipotecas o créditos a la ciudadanía porque no es el cometido de la Administración, remarcan.

Sin acceso a los mercados

A ello se une el freno que supone para el IVF la imposibilidad de acceder a los mercados para financiarse como consecuencia de que la Generalitat sigue asistida por los mecanismos de financiación del Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Además, en otros países la banca de inversión tampoco funciona como una entidad de tipo generalista y se da la circunstancia de que el Banco de España no ha otorgado ninguna ficha bancaria en décadas y a Cataluña se le ha negado esa posibilidad.

Pero Compromís insiste en que la banca privada no deja de cerrar oficinas sobre todo en los barrios humildes y ha abandonado casi la mitad de municipios de la Comunitat Valenciana, mientras recibían un rescate millonario de fondos públicos que no han devuelto y vuelven a tener beneficios como antes de la crisis. La coalición añade que hay estudios y el Fondo Monetario Internacional (FMI) reconoce la utilidad de la banca pública como herramienta de impulso económico.

Compartir el artículo

stats