La ola de calor que sufre España disparó ayer el termómetro hasta los 37 º en Xàtiva y provocó una jornada de bochorno en el interior y la mayor parte del litoral. Las altas temperaturas que se registran en la Comunitat Valenciana durarán al menos hasta el próximo jueves. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha activado para hoy el aviso amarillo por máximas de hasta 38º en el interior y en el litoral sur de Valencia.

Aemet precisó que la fuerte insolación junto con la entrada de una masa de aire muy cálida procedente del norte de África causan el importante ascenso de temperaturas, que han llegado a un nivel que no es normal en la primera quincena de junio. «Como consecuencia, nos encontramos con un episodio de ola de calor que se mantendrá al menos hasta el próximo jueves, sin descartar que se prolongue algunos días más. El viento de componente sur arrastrará polvo en suspensión, lo que podría ocasionar calimas y una reducción de la visibilidad», alerta Aemet. Durante esta ola de calor, «las temperaturas mínimas serán también elevadas, con valores entre los 20 y 25º».

El mercurio alcanzó los 37,3º a las 15.00 horas de ayer en Xàtiva. A la misma hora, se registraron 36,1º en Ontinyent, 35,4º en Jalance, 35,3º en Llíria y 35,3º en Atzaneta del Maestrat. En la capital del Túria el termómetro se paró en los 29º. Respecto a las mínimas, en Utiel se llegó a los 15º a las seis de la madrugada y en València la temperatura bajó hasta los 20º.

Todos estos valores son poco habituales para junio, un mes en el que es normal algún episodio de temperaturas altas, pero no una ola de calor como la que sufre la Comunitat y que recuerda a las que ocurren en plena canícula.

Ante esta situación, el Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat ha decretado el para este lunes el riesgo extremo de incendios forestales en el conjunto de la provincia de Alicante y el interior de las provincias de Castellón y Valencia. La alerta roja (riesgo extremo) está activada para toda la jornada en las tres provincias, mientras que el resto de la Comunitat Valenciana -el litoral de Castellón y Valencia- se mantendrá en nivel verde (riesgo bajo-medio).