Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Plan de vacaciones

Las matronas prevén una "emergencia sanitaria" en los paritorios al no haber sustitutas

El colectivo es uno de los más afectados por la falta de especialistas que va a condicionar el plan de vacaciones | Critican que Sanidad haya puesto las oposiciones el 18 de septiembre

Una matrona sosteniendo a un bebé en una imagen de archivo. AR

Sindicatos y la propia Conselleria de Sanidad ya están advirtiendo que la asistencia sanitaria este verano se va a resentir (con vacantes sin cubrir y horarios reducidos) porque no va a haber suficientes profesionales sanitarios para cubrir las vacaciones de las plantillas y reforzar los consultorios auxiliares. Los primeros lo achacan a una falta flagrante de planificación de la administración mientras que desde la conselleria apelan al problema endémico de la falta de ciertos facultativos y especialistas.

Entre este último colectivo estarían como ejemplos más paradigmáticos el de los médicos de Familia (los centros de salud vienen cerrando por las tardes todos los veranos y se ha llegado a contratar a médicos sin tener el MIR) y especialistas como las enfermeras de Obstetricia y Ginecología, las conocidas como matronas que ya han advertido de los problemas que se avecinan por la falta de reemplazos. Ellas ya hablan de que el 1 de julio se va a dar una verdadera "emergencia sanitaria" porque, en su caso, ya son menos trabajando de las que debería haber y no hay profesionales en bolsa ni formadas para cubrir las vacaciones.

"Quedan trece días y aún no sabemos cómo se va a cubrir el trabajo de las plantillas de los centros de salud y de los paritorios de los hospitales", asegura Maribel Castelló, matrona y vicepresidenta del Cecova, el consejo de Enfermería de la C. Valenciana. Según adelanta Castelló, en apenas dos semanas, el sistema se puede enfrentar a una "verdadera catástrofe" porque "no hay matronas que contratar", las plantillas "que ya son cortas de por sí" necesitan vacaciones y, en este trabajo, no se puede echar simplemente el cierre y dar citas para más adelante.

"Aquí no podemos dejar de atender si viene un parto", recuerda Castelló que teme que esta falta de profesionales y de plantilla de base pase factura a la atención que se da a las embarazadas y parturientas. "El control de embarazo que van a poder llevar es pobre y van a tener que doblar guardias. ¿Qué calidad de atención va a dar una matrona que lleve tantas horas en el hospital?" ya que las guardias se pueden alargar 12 o 24 horas según el hospital.

Guardias extras

El problema se ha denunciado de forma puntual desde las plantillas de matronas del Hospital de Elx pero no es exclusivo de allí: "Va a pasar allí, en el Hospital General de Castelló, en el de Alicante, en casi todos y quedan 13 días y no tenemos soluciones de la administración". Según Castelló, el déficit de estos profesionales se viene arrastrando desde hace años y si la media nacional es de 18 matronas por 100.000 habitantes, "aquí estamos en 14 y el problema no va a hacer más que incrementarse en los próximos años con las jubilaciones que están por llegar porque en estos años no se ha formado a suficientes matronas", añade.

La solución al problema que se plantea este verano pasa porque entre las profesionales que queden trabajando en el periodo vacacional "se cubran unas a otras haciendo guardias extras", una solución que no es la mejor para el Cecova. "Si se ha de hacer, se hará, pero al menos pedimos que ese sobreesfuerzo se compense y que las guardias extras se paguen dignamente", pedía ayer la vicepresidenta de la organización que lleva más de 20 días esperando una reunión para tratar de este tema con el nuevo conseller de Sanidad, Miguel Mínguez.

El problema añadido de los residentes

La situación no es nueva, precisamente, pero este verano es especialmente grave porque el colectivo tampoco cuenta con las nuevas matronas que terminan su formación en residencia (EIR) ya que este año, y por culpa de la pandemia, en vez de acabar en mayo/junio, la nueva promoción saldrá en septiembre. Así lo denunció días atrás la Associació de Comares de la Comunitat Valenciana, junto al propio Cecova. "Este año no vamos a poder contar con esa promoción como se hacía otros veranos porque acaban en septiembre", insistía Maribel Castelló.

La asociación de matronas critica además que hay otro problema añadido este año, esta vez "generado" directamente por la Conselleria de Sanidad. "Han programado para el día 18 de septiembre el examen de la Oferta Pública de Empleo (OPE), todavía en periodo de vacaciones", apuntaba Maribel Castelló.

Desde el Cecova critican que los aspirantes que tuvieran ya las vacaciones programadas podrían verse perjudicados "al soportar gastos de cancelación de viajes ya planificados" y lo que es peor, si los que están trabajando se quieren presentar al examen, "resulta preocupante saber cómo se realizará a la sustitución de los candidatos la noche previa y el día del examen", apuntan desde el Consejo de Enfermería.

Desde el sindicato de Enfermería Satse ya trasladaron en días anteriores a la Conselleria de Sanidad su preocupación tanto por la falta de personal para cubrir las bajas en unas plantillas "ya de por sí muy cortas", como por cómo va a afectar a los servicios de la especialidad la coincidencia del examen todavía en periodo de vacaciones. "Nos contestaron que estaba todo previsto y que no iba a haber ningún problema pero seguimos sin entenderlo", criticaba la secretaria general autonómica de Satse, M. Luz Gascó.

Compartir el artículo

stats