En un momento de crisis, cualquier encuentro entre dirigentes es visto como una señal de alarma.La ejecutiva de Compromís se reunirá este martes, cinco días después de la imputación judicial de la vicepresidenta del Consell y dirigente de la coalición, Mónica Oltra, una cita convocada previamente a la citación como investigada de Oltra, pero en el que su situación judicial se convertirá en el elefante en la habitación.

La reunión de la dirección de Compromís, que se celebrará este martes a las 16:30 horas en la sede de la coalición, llegará después de una semana complicada, con malos resultados para la izquierda en Andalucía y la citación de Oltra para declarar el próximo 6 de julio. La reunión es ordinaria y ya estaba convocada desde antes de conocerse la imputación de Oltra por la gestión de su Conselleria del caso de abusos por su exmarido a una menor tutelada.

Por tanto, en el orden del día de la reunión no figura tratar la situación de Oltra, si bien en todos los encuentros de la dirección de la coalición valencianista hay un punto referido a la actualidad política, por lo que sí que se analizará, según han señalado a EFE fuentes de la coalición.

El alcalde de València, Joan Ribó, defendió el pasado viernes la necesidad de que se reuniera la Ejecutiva de Compromís para "madurar la decisión" sobre el futuro de la vicepresidenta, al considerar que la decisión que se tenga que tomar tiene dos vertientes: una personal, que le corresponde resolver a Oltra, y una colectiva, que se ha de resolver dentro de la coalición.

De hecho, en Presidencia de la Generalitat se está a la espera de que haya un pronunciamiento oficial de Compromís sobre Oltra en esa Ejecutiva, y aseguran que por el momento no se ha producido ninguna reunión a solas entre el president de la Generalitat, Ximo Puig, y la número dos del Ejecutivo valenciano desde que se conociera su imputación.

Oltra, que el viernes pasado tuvo que responder durante casi una hora a una treintena de preguntas relacionadas con su imputación en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell y en la que afirmó que no iba a dimitir, no tendrá que pasar por esa situación esta semana, ya que el viernes es festivo en la Comunitat Valenciana por el día de san Juan y no se producirá la habitual reunión del Gobierno valenciano de los viernes.