Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más lugares para acceder a la PreP, la pastilla para no infectarse de VIH

Sanidad autoriza a los Centros de Información y Prevención del sida (CIPS) para prescribir el tratamiento que, hasta ahora, solo se ofrece en hospitales | El tratamiento busca rebajar las cifras de nuevos casos de VIH, 386 en la C. Valenciana en 2019

Pastillas PrEP, que combinan dos antirretrovirales para evitar la infección por VIH. Jordi Cotrina

La pastilla PrEP, el tratamiento de profilaxis preexposición que ayuda a prevenir la infección por VIH en personas con prácticas de riesgo, va a estar disponible en más puntos a partir de ahora y no solo en los servicios de enfermedades infecciosas de los hospitales valencianos que es donde se venía prescribiendo desde su entrada en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS), en noviembre de 2019.

La Conselleria de Sanidad va a facilitar que este tratamiento farmacológico esté disponible también en los Centros de Información y Prevención del sida (CIPS), las tres unidades especializadas que Salud Pública tiene para detectar y prevenir infecciones del virus VIH y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS).

Por ahora, la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, ha firmado una resolución para que estos centros, especializados en prevención, sean capaces también de detectar a personas que se pueden beneficiar del programa PrEP y prescribir el tratamiento: una pastilla diaria que combina dos antirretrovirales y un control de seguimiento cada tres meses.

"Es una gran noticia. Es lo que llevábamos pidiendo desde hace tiempo", aseguraba ayer Carlos Gómez, presidente de Calcsicova, la coordinadora de asociaciones de VIH y sida de la C. Valenciana.

Y todo porque, a juicio de la coordinadora, los centros de prevención del sida (ahora rebautizados como unidades de información y prevención del sida e infecciones de transmisión sexual UPS-ITS) son los lugares "ideales" para poder ofrecer este tratamiento "porque ahí es donde se acerca la gente a hacerse las pruebas porque, a lo mejor, ha tenido una relación de riesgo y son espacios de prevención. Es el mejor sitio para atraer a esa población diana que se puede beneficiar de la PrEP", explicaba.

Acceso gratuito desde noviembre de 2019

El tratamiento, que ya estaba disponible en 2016 pero no es gratuito en la sanidad pública hasta 2019, supone tomarse una pastilla al día y seguir unos controles cada tres meses para saber si realmente la profilaxis ha funcionado, así como para detectar otro tipo de infecciones o los posibles efectos secundarios que puede tener el tratamiento, sobre todo en el riñón. En estas consultas también se recibe consejo sobre salud sexual y sobre otras medidas preventivas, como el uso del preservativo.

Según los últimos datos disponibles, en la C. Valenciana se registraron 386 nuevos casos de infección por VIH en 2019, la gran mayoría entre hombres de 25 a 44 años que habían tenido relaciones sexuales sin protección. Pese a que la mayoría de nuevas infecciones son en este colectivo, la PrEP no es solo para los hombres que tienen sexo con otros hombres.

También se ofrece a personas transexuales, mujeres en prostitución o usuarios de drogas inyectadas en situación de riesgo elevado de adquirir el VIH y también para hombres y mujeres CIS (que tienen relaciones con el sexo contrario) sin protección, con más de 10 parejas sexuales, usan drogas en las relaciones sin preservativo, han tenido alguna ITS bacteriana o han tenido que usar la profilaxis postexposición en varias ocasiones.

El CIPS de Alicante, ya ofrece el tratamiento

La nueva norma de Sanidad viene también a "formalizar" el trabajo que se hace desde el CIPS de Alicante que es el único de los tres que hasta ahora venía ofreciendo la PrEP, junto a los hospitales provinciales. En aquel centro en estos momentos hay "200 personas que están siguiendo el tratamiento", según ha confirmado Josefina Belda, directora del centro alicantino.

Para Belda, ampliar los lugares de acceso a la PrEP era una "buena noticia" ya que en estos centros "llegan las personas a hacerse prueba o que pueden estar preocupadas por haber tenido una práctica de riesgo".

Sin datos por la pandemia

Sobre el impacto que había tenido la introducción de la PrEP en las nuevas infecciones de VIH, Belda explicó que "aún no se ha visto" por culpa del parón que a todos los niveles ha supuesto la pandemia de coronavirus, también en deteccion y seguimiento de casos de VIH y de recopilación de datos, por ejemplo. "Aún no hay datos autonómicos y menos nacionales. Las ITS habían bajado pero es ficticio porque ha habido menos notificación. En VIH veremos con el tiempo cómo ha impactado la entrada de la PrEP".

Compartir el artículo

stats