Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las Corts al revés por la tasa turística

El secretario autonómico recibe alabanzas de la oposición mientras sus socios de gobierno muestran frialdad y distancia

El secretario autonómico de Turismo, Francesc Colomer, comparece en las Corts. Inma Caballer/Corts

El habitual funcionamiento de una comisión de las Corts cuando un miembro del Consell comparece en ella es que la oposición critique sus planteamientos y le hagan preguntas que busquen incomodarle y que los partidos que conforman y dan apoyo a ese gobierno le regalen los oídos y le dejen cuestiones con las que pueda lucir gestión. Esa es, guste más o menos, la tónica común que ocurre en el 99 % de las ocasiones. Pero no en la de este lunes de Francesc Colomer, secretario autonómico de Turismo.

La tasa turística ha logrado que no se sepa al hablar sobre el titular de Turismo si quien se expresaba formaba parte de la oposición o de los partidos del Botànic. No en vano, el líder del PPCV, Carlos Mazón, señaló la elección de Colomer como secretario autonómico de Turismo como uno de los tres aciertos de Puig en siete años de gobierno.

La paradoja de las palabras dichas hace dos meses por Mazón, que no se sabe si son un favor o más bien un problema para el exalcalde de Benicàssim de cara a sus socios de gobierno, se replicaron este lunes en la comisión parlamentaria. "Da gusto escucharle hablar de turismo", le dijo el diputado 'popular' Manuel Pérez Fenoll mientras el responsable de Ciudadanos Carlos Gracia se dedicó a aplaudir su "valentía" y su dedicación.

El motivo de tanta adulación por parte de quienes habitualmente exponen todo tipo de críticas hacia los miembros del Consell (al menos en sus declaraciones públicas) es la reiterada manifestación de Colomer contra la tasa turística. En la comisión de este lunes, una vez más. O mejor dicho, durante una hora y cuarto dividida en tres intervenciones en las que la proposición de ley valenciana de medidas fiscales para impulsar el turismo sostenible (así se llama el planteamiento legal del nuevo tipo impositivo) ocupó toda la comparecencia.

"Es usted la última esperanza", le llegó a decir el parlamentario del PP. Y Colomer lo intentó. "Es un error y ojalá podamos rectificar colectivamente", expresó el secretario autonómico sobre la tasa turística ante los diputados de Unides Podem, Compromís y PSPV que son los que han impulsado, desde las Corts, la posibilidad de este nuevo impuesto a las pernoctaciones. "Penalizar el viaje es un error conceptual", "este impuesto es reduccionista" o "rectificar es de sabios y de demócratas" fueron algunas de sus intervenciones más dirigidas a convencer a los suyos que a los diputados de la derecha.

Y si en la oposición hubo trato de cariño (aunque Pérez Fenoll le dijera que "cuando se sale de la tasa turística, no me convence"), en Compromís y Unides Podem no encontró tan buenas palabras. Que tampoco es que fueran malas ni que hubiera tensión. Pero se evidenció la distancia. El diputado de la coalición valencianista, Paco García Latorre, calificó su discurso de "corte socioliberal" mientras que Ferran Martínez, por parte de los morados, pidió dejar de demonizar la aplicación de este futuro nuevo impuesto. "No es una condena a muerte", le señaló.

Compartir el artículo

stats