Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes

Los viajeros de Euromed, sin billetes a partir del 9 de julio por obras en el corredor mediterráneo

Renfe mantiene la venta de títulos de viaje suspendida a la espera de que Adif concrete las actuaciones a ejecutar que demorarán el trayecto doce minutos

Un Euromed sale de la Estación del Norte de Valéncia en dirección a Barcelona. Miguel Lorenzo

Los usuarios del Euromed, que comunica desde 1997 València y Barcelona, no pueden adquirir un billete para viajar entre ambas ciudades más allá del 9 de julio. Una situación a la que los viajeros se enfrentan, como mínimo, desde el pasado 13 de junio. Para viajar entre ambas ciudades las únicas opciones que ofrece Renfe, por ahora, es la de viajar con servicios media distancia entre València y Barcelona, lo que puede elevar el trayecto hasta las seis horas. También está la opción de viajar hasta Madrid en alta velocidad y volver en este mismo servicio de larga distancia hasta la capital catalana.

"A partir del 9 de julio es imposible comprar un billete desde Barcelona a la Comunitat Valenciana sin ir via Madrid. Así se cargan el corredor mediterráneo para pasajeros", asegura un lector que muestra su impotencia ante la imposibilidad de viajar en Euromed. "Hasta el 8 de julio, hay varios trenes Barcelona- Cartagena pasando por toda la Comunitat Valenciana, pero a partir del 9 ya no los venden. Se tiene que ir o en Regional Expres o vía Madrid. El Gobierno español dice que es el más descentralizado de todos. ¿Si? Pues por lo que se ve, eso de ir en larga distancia sin pasar por Madrid, les duele y lo quieren suprimir. ¡Vergüenza!", asegura este usuario en una carta a la directora de Levante-EMV. Otro usuario también confirma a este periódico que intenta adquirir el billete desde el 13 de junio sin éxito.

La empresa pública responsable de estas obras, el Administrador de infraestructuras ferroviarias (Adif), guarda silencio. Aunque según ha podido saber Levante-EMV la explicación a esta falta de oferta ferroviaria entre València y Barcelona (que será pasajera) se debe al inminente inicio de obras en el corredor mediterráneo en varios puntos neurálgicos, entre ellos el entorno de la estación intermodal de Sagunt (un nudo de líneas que comunica los corredores cantábrico y mediterráneo) en la que en breve se iniciarán las obras para adaptar la terminal al ancho europeo. Igualmente en breve comenzarán las obras para convertir al ancho europeo el tramo Vandellós Tarragona. También otras obras que ya se ejecutan como la renovación de vía y catenaria del tramo Silla-Pobla Llarga, que deben finalizar este verano, afectan a a esta reestructuración de horarios.

Las obras van a afectar a los tiempos de viaje entre València y Barcelona, que aumentará en una horquilla de entre diez y doce minutos, según las fuentes consultadas por Levante-EMV. Debido a esta reestructuración, la empresa pública Renfe está actualizando los horarios antes de volver a sacarlos a la venta. No hay fecha prevista para la salida a la venta de los billetes del Euromed, a pesar de la proximidad de las vacaciones veraniegas el próximo 1 de julio. Aunque fuenes ferroviarias señalan que los nuevos horarios saldrán "en breve" y que los billetes para viajar entre València y Barcelona se podrán adquirir hasta diciembre.

Por otra parte, el goteo de supresión de trenes en la red de Cercanías de València continuó ayer. El Cercanías de las 16.56 horas entre la Estación del Norte de València a Gandia se suprimió, aunque en su servicio de información de incidencias Renfe informó que se estableció un servicio alternativo por carretera directo desde València Nord a Cullera y de València Nord a Gandia. Aunque no todos estas supresiones y retrasos de los trenes se deben a problemas de la infraestructura o del material ferroviario. El pasado jueves el Cercanías de Gandia a València de las 8.55 horas circuló con veinte minutos de retraso por "alteración de orden público de un viajero en Sueca". El 20 de junio el tren que debía partir a las 21.41 horas hacia Gandia salió con 40 minutos de retraso porque un grupo de pasajeros se negaba a viajar con la mascarilla puesta.

Compartir el artículo

stats