Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ahorro mensual en la factura del agua será de hasta 18 euros por hogar

La moratoria del canon de saneamiento anunciada por Puig se extiende a medio año y se planteará el prorrateo en los siguientes recibos o incluso el no cobro según la situación económica

Una de las estaciones depuradoras distribuidas por el territorio valenciano. | GERMÁN CABALLERO

La moratoria de medio año en el canon de saneamiento de las aguas residuales supondrá un ahorro en la factura del agua de entre 12 y 18 euros mensuales por hogar, con dos millones de familias valencianas como destinatarias. El consumo doméstico se estima en unos 5 m3 al mes por cada particular, lo que supone un gasto de entre 4 y 6 euros al mes por usuario. El anuncio, hecho público por el president Ximo Puig el pasado jueves, se enmarca en las medidas para paliar la preocupante escalada de precios.

La apuesta del Consell beneficiará a todos los municipios valencianos, a excepción de aquellos con menos de 500 habitantes. Las tarifas para uso doméstico, que no han sufrido incremento desde 2015, varían en función de cuatro tramos de población, prefijados entre 500 y 3.000, de 3.001 hasta 10.000, de ahí hasta 50.000 y finalmente ciudades que sobrepasan esta cifra. La división establece precios de entre 0,321 y 0,441 € por metro cúbico, más una cuota anual del servicio que varía entre los 32,43 y los 44,83 euros anuales, tal como recoge la memoria de gestión de la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales (Epsar).

En el ámbito industrial es donde más se notará la propuesta del Botànic, pues la tarifa de consumo se establece en 0,570 euros por metro cúbico. Además, la cuota de servicio se mueve en una horquilla con diez variables en función del calibre del contador. Aquella actividad económica con hasta 13 milímetros afrontará un pago de 116,39 euros al año, que se eleva hasta los 4.071,50 euros para los que superan los 80 mm.

Desde la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, de la que depende la Epsar, se hacia especial hincapié en que se trata solo de una moratoria que expira en medio año. Pasado ese tiempo volverá a evaluarse la situación económica de las empresas y las familias. Podría entonces optarse por prorratear ese canon en los sucesivos recibos con interés cero, prolongar la medida coyuntural o incluso no cobrarse finalmente. La inflación será la que tendrá la última palabra, apuntaban ayer desde el departamento que dirige la consellera Mireia Mollà.

Ingreso verde finalista

En cualquier caso, se recordaba que se trata de un ingreso finalista y necesario, destinado al saneamiento y depuración en la Comunitat Valenciana. Con este tributo verde se grava la producción de aguas residuales a través del consumo y con los recursos obtenidos se financia la explotación y mantenimiento de las 487 estaciones de tratamiento repartidas por todo el territorio, así como la construcción de nuevas.

El total del canon de saneamiento devengado en 2021 fue de 276,1 millones de euros aunque lo recaudado ascendió después a 331 millones. Un 55 % superior a lo ingresado un año antes, fruto de la aplicación del aplazamiento sin intereses de la facturación del segundo trimestre de 2020 para contrarrestar por los efectos por la crisis de la covid-19. El Consell dejaría ahora de ingresar unos 139 millones de euros, que podría recuperar en el siguiente ejercicio al tratarse inicialmente de una nueva moratoria.

Compartir el artículo

stats