Un hombre de unos 70 años ha fallecido esta mañana en Port Saplaya cuando tomaba el baño. Aunque el aviso en el 112 ha entrado como posible ahogado, a la espera de que mañana se le realice la autopsia, todo indica que el septuagenario, con problemas cardiacos, habría sufrido infarto cuando estaba en el agua.

Hasta el lugar se han desplazado agentes de la Policía Local de Alboraia y de la Guardia Civil, así como una ambulancia del SAMU. No obstante, los intentos de reanimación después de que los socorristas, ayudados por bañistas, lo sacaran del agua, han resultado del todo inútiles y los sanitarios únicamente han podido confirmar el fallecimiento de esta persona.

Tras una primera inspección del cuerpo por parte de la forense, el cadáver ha sido trasladado al Instituto de Medicina Legal de València donde mañana se le realizará la autopsia para confirmar si falleció ahogado o de una parada cardiaca previa.